Dirección de Educación de Gestión Privada

Presentación General

Es indudable que la contribución de la Educación de Gestión Privada en nuestra Provincia se configura en un fenómeno socio pedagógico que reclama, en la oportunidad de su concreción, el tratamiento especial que surge de la Dirección que la atiende y vertebra en sus grandes lineamientos. Nuestro país y nuestra provincia han declarado y consolidado la libertad de enseñanza en sus Constituciones. La Constitución Nacional en su Artículo 14 deja sentado el derecho de enseñar y aprender de todos los habitantes de la Nación. Desde la Ley Nº 26.206  se regula el ejercicio del derecho de enseñar y aprender consagrado por la Constitución Nacional y los tratados internacionales incorporados a ella, incluyendo el Título III que se ocupa específicamente de la Educación de Gestión Privada. También la ley de Educación 9.890 de nuestra provincia dedica un título a la misma, aclarando que la “educación de gestión privada tiene carácter público por cuanto su objeto es la administración de un bien público y social y adquiere entidad sobre la base del reconocimiento de la libre elección de los padres“.  La Educación de Gestión Privada surge históricamente como una necesidad frente a los requerimientos propios de las distintas comunidades y para responder a sectores sociales carenciados. Al comienzo, levantaron la bandera las comunidades religiosas, a la sombra de las Parroquias. Por tal razón las primeras instituciones fueron sólo confesionales, fundamtalmente católicas, adventistas, incorporándose luego luteranos, evangélicos bautistas, y posteriormente, establecimientos laicos. Intensificaron los esfuerzos y la creatividad para encontrar formas efectivas de preparar las nuevas generaciones para enfrentar los cambios permanentes desde las raíces antropológicas, teológicas, epistemológicas, pedagócias peculiares de cada comunidad eduativa. En esta historia, educación de gestión estatal y de gestión privada se complementan en el complejo entramado de servicios públicos destinados a brindar educación a niños, jóvenes y adultos de diversas extracciones sociales. Cabe destacar que la iniciativa privada ha venido a acompañar la acción del Estado ofreciendo su aporte para llevar la educación a sectores que de alguna manera, hubieran quedado exlcuidos del Sistema Educativo.

A través de estos más de cuarenta años de gestión esta Dirección ha contribuido a la organización, control, orientación y acompañamiento de instituciones incorporadas existentes en la Provincia en ese momento, como así también ha regulado las numerosas iniciativas surgidas hasta hoy. El avance experimentado desde 1966 con 66 (sesenta y seis) Escuelas, hasta hoy con 425 (cuatroscientos veinticinco)  Establecimientos de diferentes niveles y modalidades y más de 91.000 alumnas y alumnos, no se ha realizado sólo en cantidad sino fundamentalmente en calidad y profundidad.

En la actualidad, las Instituciones de Educación Pública de Gestión Privada oficialmente reconocidas en nuestra provincia, se distribuyen de la siguiente manera:

24 Unidades Educativas Exclusivas de Educación Inicial.

165 Establecimientos de Educación Primaria con Salas de Educación Inicial.

31 Escuelas Especiales.

21 Escuelas de Formación Profesional (antes llamadas de Capacitación Técnica).

2 Escuelas para Adultos.

141 Escuelas de Educación  Secundaria.

54 Institutos de Educación Superior.

De este modo, la Educación de Gestión Privada participa en el sistema público de enseñanza que, conjuntamente con la gestión estatal, constribuyen a dar vigencia al derecho a la educación de las entrerrianas y los entrerrianos.

PROF. INÉS PATRICIA PALLEIRO DE TODONI
Directora de la Dirección
de Educación de Gestión Privada

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook
  • email