Dirección de Educación Primaria

Escrituras Curriculares: La Planificación

El equipo técnico docente de la Dirección de Educación Primaria nos invita a reflexionar acerca de los modos de planificar las prácticas docentes.

Lo antes dicho…

Desde una perspectiva pragmática de la Didáctica se sigue diciendo que la planificación es un momento ineludible de la enseñanza. Una anticipación que otorga al docente la oportunidad de tomar nuevas decisiones curriculares acerca del qué y del cómo. Algo así como la teoría de la organización. Organizar la selección y la secuenciación, tanto de los contenidos como de las estrategias.  Esta decisión de organizarnos, por otra parte,  permitiría tener un panóptico, una visión de lo general y lo particular. Jugar a la vez con lo que tengo (principio de realidad) y lo que busco (principio de deseo). Un nivel de decisión que nos pondría en un mejor lugar para evaluar, reformular, innovar. Un relativo parámetro, la posibilidad para comunicar y articular. Una convención que habilitaría la oportunidad de ser parte de un colectivo (una institución, un equipo de trabajo, una posición o  perspectiva, una temporalidad).

Sin embargo…

Y sin desligarnos de esta razón operativa, la planificación suele instalarse de la peor manera. Como una formalidad, un paso administrativo, una repetición, un no lugar. Un monólogo que ni siquiera se escucha a sí mismo. También suele ser una cuadrícula que cuadra inexorablemente la enseñanza, un listado que enuncia el paso a paso, una parrilla en donde se cocina de una vez y para siempre lo que se pretende transmitir. A veces, ni siquiera está presente lo que hay que transmitir y la planificación es un recordatorio de cosas para hacer. Pero lo que acontece en las experiencias cotidianas por algún lugar se escapa, y aunque se oculte o se sancione, deja marcas. Y lo que no está presente en la cabeza del docente y en lo que escribe tampoco se enseña.

Entonces proponemos…

Sin olvidar que la planificación de verdad ayuda a organizarnos, poder ver que es un momento de escritura en el que podemos oficiar de autores. Un ejercicio que apela a la memoria de la experiencia, al conjuro de los deseos, a las ventanas que abre el conocimiento. Un relato que pone en palabras posibles itinerarios, ensayos y rodeos para perseguir ideas y acciones. Un trabajo que nos interpela a pensar. Y aquello que pensemos hará olas, dejará huellas, nos irá haciendo de diferentes modos. No habrá un relato igual a otro, porque en esa escritura estará la singularidad de cada uno.  Hablamos de la planificación como una práctica subjetivadora y una vivificación del discurso pedagógico.  Sentir que somos capaces de mover las piezas, transgredir, inventar, transmitir. Pero una escritura que supone lecturas, estudio, tiempo, discusión.

Hablemos de formas…

Los modos y formatos de escritura no son neutros. Éstos reflejan las formas en que estamos pensando la enseñanza, el currículo, los contenidos, las estrategias. Primero es necesario reconocer que no existen formatos universales, y segundo, que a través de la escritura vamos sentando lógicas, formas de mirar y hacer. La coherencia interna en una perspectiva determinada, donde lo que se enseña y los modos de enseñar adquieren una relevancia específica y articulada, solicita del texto esta misma posibilidad de lectura: no lineal, no fragmentada, no “desproblematizada”. De nada serviría un listado de contenidos, un listado de objetivos, un listado de actividades, si no podemos establecer relaciones significativas, si no quedan “a la vista” integradas en una visión de conjunto. La escritura del currículo no es más que un proceso de ensayos indefinidos, donde los jugadores prueban y discuten consigo mismos y entre sí las alternativas posibles que permitan lecturas más inteligentes y críticas donde las prácticas sean realmente interpeladas.  Estos criterios orientadores tienen que discutirse en las escuelas observando que la uniformidad (una sola forma) no es garantía de buena práctica.

Retomemos lo importante…

Sí es vital acordar que lo que no puede estar ausente en una planificación, ya sea como anticipación o como ensayo, es lo relativo a:

  • Las ideas, conceptos, relaciones, hipótesis a enseñar (los contenidos).
  • Un modo de enseñar que se pone a disposición (estrategias, actividades, experiencias, oportunidades, situaciones).
  • Las cosas que median la enseñanza (los recursos).
  • Un escenario probable (espacio y tiempo).
  • Una definición de los criterios que nos ayudarán a mirar aproximadamente lo enseñado y lo aprendido.

Entonces, no sólo es necesario que estos ítems estén presentes, sino que además debe ser posible observar en el relato de una planificación la significatividad, coherencia y articulación entre los aspectos señalados. Cuestión que se reflejará en el por qué y para qué de la enseñanza (propósitos). Esta coherencia de la que hablamos se refiere a las elecciones,  en cuanto a enfoques y perspectivas didácticas y disciplinares, adoptadas.

Necesidades y oportunidades…

Ser parte de una institución nos condiciona a hacer público lo que deseamos hacer y hacemos en la escuela. La necesidad de comunicar nuestra tarea es una valiosa oportunidad de pensar en ella. Pensar en la enseñanza y sus posibles plazos. Para el equipo directivo y para el propio docente se torna necesario tener, en principio, dos tipos de miradas:

  • Una visión general que incluya las decisiones curriculares tomadas para el nivel, para cada ciclo, para cada grado en un año lectivo. Qué unidades didácticas o proyectos áulicos se seleccionarán y cómo se secuenciarán los contenidos en ciclos y grados. También es importante prever su posible distribución en el tiempo.
  • Una visión particular referida a cada unidad didáctica o proyecto áulico, donde se explicitarán los aspectos desarrollados anteriormente. Cabe aclarar que en las áreas de menor carga horaria, como Educación Física, Artística o Tecnológica, no podrán ser más de tres o cuatro unidades o proyectos al año.

Un ejemplo para analizar…

La Serie Cuadernos para el Aula es un interesante ejemplo para observar, ya que el estilo de escritura utilizado está lejos de ser la clásica parrilla. Las propuestas para el aula están escritas en un relato que contiene todos los ingredientes necesarios para lograr una buena mixtura de enfoques, conceptos, relaciones, actividades, recursos, tiempos y espacios, evaluación. Los Cuadernos “…buscan tramar algunos saberes priorizados en múltiples itinerarios de trabajo, dejando puntos y espacios siempre abiertos a nuevos trazados, buscando sumar voces e instancias de diálogo con variadas experiencias pedagógicas (…). Nos mueve la idea de compartir algunos caminos, secuencias o recursos posibles; sumar reflexiones sobre algunas condiciones y contextos específicos de trabajo; poner a conversar invenciones de otros; abrir escenas con múltiples actores, actividades, imágenes y lecturas posibles.”[1]

En los últimos documentos producidos a nivel provincial por esta Dirección, “Orientaciones para la priorización de saberes” (2008) y “Lineamientos Curriculares para la Educación Primaria” (2009) se desarrollan diversas propuestas en cada una de la áreas que retoman la problemática de la organización de la tarea de enseñar, revalorizando la importancia de construir acuerdos didácticos.

En la misma sintonía que estos materiales, proponemos que la exigencia de la planificación pase a ser la oportunidad que año a año nos disponga a pensar, discutir y renovar el diseño de nuestra práctica docente en las escuelas. El desafío del que hablamos se resume en el siguiente párrafo: “Esta serie precisamente pretende ser una provocación a la escritura. Una escritura que lea y recree, una escritura que discuta, una escritura que dialogue sobre la enseñanza.” [2]

Lineamientos curriculares para la educación primaria de la provincia de Entre Ríos

Orientaciones para la priorización de saberes


[1] Introducción Serie Cuadernos para el Aula. Ministerio de Educación de la Nación.

[2] Introducción Serie Cuadernos para el Aula. Ministerio de Educación de la Nación.

About admin

has written 27 post in this blog.

    1 comentario

    1. HOLA COMO ESTÁN?.. ES MUY INTERESANTE LO QUE PLANTEAN, ME ES MUY GRATO SABER QUE SE PIENSAN ESTAS CUESTIONES DEL CURRÍCULO DE MANERA RESPONSABLE Y ABIERTOS AL DEBATE. SOY ALUMNA DEL PROFESORADO DE ARTE Y ME PREOCUPA MUCHO SABER CUALES SON LAS HERRAMIENTAS O BASES EN QUE ME PUEDA APOYAR EN UN FUTURO COMO DOCENTE. MAS ALLÁ DE LA IMPRONTA QUE SE GENERE DESDE LO PERSONAL ,DEL IDA Y VUELTA EN EL MODO DE INTERPELAR Y GENERAR CON LOS ALUMNOS Y NO QUEDARME SOLO EN LA DIALÉCTICA. MUCHAS GRACIAS POR ESTOS CONSEJOS Y ESTAS LECTURAS QUE NOS AYUDAN A ENTENDER EL MOMENTO DE LA EDUCACIÓN ACTUAL.