En el Centro Cultural y de Convenciones La Vieja Usina de Paraná la provincia dio cuenta de la Estrategia Provincial de Prevención de Embarazos en Adolescentes y Promoción de Derechos, un plan de acción conjunto entre los ministerios de Salud, Desarrollo Social y el Consejo General de Educación.

Desde los ministerios de Salud, Desarrollo Social –a través del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), la secretaría de la Juventud– y el Consejo General de Educación, el gobierno provincial iniciará en los departamentos Gualeguaychú, Concordia y Paraná, la Estrategia Provincial de Prevención de Embarazos en Adolescentes y Promoción de Derechos que se extenderá en todo el territorio provincial. Las acciones se fortalecerán en los departamentos mencionados a través del Plan Nacional de Prevención y Reducción de Embarazo no Intencional en la Adolescencia. La propuesta fue presentada en el Centro Cultural y de Convenciones La Vieja Usina de Paraná ante responsables de los programas Cobertura Universal de Salud (CUS) Sumar, Programa de Sanidad Escolar (Prosane) y directores de centros de salud de Paraná y Paraná Campaña.

 

El referente de Redes Integradas en Servicios de Salud, Guillermo Zanuttini, explicó que el programa redefine las políticas públicas sanitarias dirigidas a la mujer, a la madre, al recién nacido, a niños, niñas y adolescentes. “Este desarrollo particular de la política materno infantojuvenil apunta a reducir, desde la inclusión social, una de las variables que realmente nos preocupa y debe preocupar a todos como sociedad: la reducción de los embarazos en adolescentes menores de 20 años”, explicó. Al tiempo que agregó que “es un desafío poder articular con otros sectores del Estado que tienen que ver con el bienestar, las oportunidades de libertad y dignidad de la gente”.

 

Por su parte, Karina Silva, a cargo de la Dirección de Salud Materno Infantojuvenil, amplió que la apuesta consiste en “anticipar estrategias posibles para restituir derechos en el caso que estén vulnerados y promoverlos en aquellas situaciones donde no se produjo ninguna vulneración”.

 

La particularidad de la estrategia provincial alcanzará a los jóvenes que se encuentran fuera del sistema educativo y no sólo a los escolarizados a fin de reducir los indicadores de embarazo en adolescentes.

 

Nuevas estrategias y acciones

 

La estrategia busca reducir el 26 por ciento de embarazos en adolescentes menores de 20 años que se registró durante 2017. Sobre todo porque el 25 por ciento de ese total tuvo su segunda gesta antes de la segunda década de vida. El objetivo es “renovar los esfuerzos y promover nuevas acciones conjuntas para que las políticas vinculadas a la población joven tengan alcance en todo el territorio provincial”, remarcó Silva.

 

La instancia se enmarca en el “nuevo paradigma de derechos que es la protección integral: la promoción, protección y la restitución de los mismos”.

 

A su turno la directora general del Primer Nivel de Atención, Norma Hernández, valoró: “Para evitar los embarazos adolescentes necesitamos formar redes y profundizar el trabajo con otras áreas y actores de la sociedad”.

 

Expusieron oportunamente la responsable del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, Lucy Grimalt; el equipo del Programa de Salud Integral de las y los Adolescentes.