Con la participación en un taller presencial dictado en Paraná, personal de equipos de salud de toda la provincia completaron el “Curso Virtual de Abordaje Integral del Tabaquismo”. La formación adquirida posibilitará crear consultorías en cesación tabáquica en sus establecimientos de procedencia.

El auditorio del hospital Teresa Ratto de Paraná fue el escenario en el que una veintena de trabajadores de salud de toda la provincia participaron del taller de Cesación Tabáquica ofrecido por el neumonólogo Luis Larrateguy. El encuentro representó la instancia final del “Curso Virtual de Abordaje Integral del Tabaquismo” que, impulsado por el Programa Entre Ríos Libre de Humo de Tabaco dependiente del Ministerio de Salud, busca promover que el personal capacitado conforme localmente consultorios para abandonar el hábito.

La referente Técnica del Programa Entre Ríos Libre de Humo de Tabaco, Cynthia Wolosko, explicó: “Todos los presentes en la jornada participaron del curso virtual en la plataforma del Programa Sumar y, como una de las estrategias de nuestro programa es habilitar consultorios de cesación tabáquica, todos los que aprobaron el curso y realizaron el taller práctico van a poder habilitar los consultorios de cesación en sus lugares de trabajo”.

Wolosko señaló que la convocatoria estuvo dirigida a los equipos de salud en general, por lo que se capacitaron médicos, psicólogos, nutricionistas, kinesiólogos, profesores de educación física, y personal administrativo de los establecimientos sanitarios; contando con asistentes de Paraná, Gualeguaychú, San José, Villaguay y Concordia.

A su turno, el neumonólogo Luis Larrateguy, manifestó: “Acudí invitado por el Programa Entre Ríos Libre de Humo de Tabaco para compartir mi experiencia en el manejo de estos pacientes y brindarles herramientas a los profesionales para que continúen abriendo consultorios de cesación tabáquica en la red de establecimientos públicos porque entendemos que intervenir en tabaquismo es salvar vidas”.

Larrateguy indicó que hay dos formas de abordar las políticas públicas contra el tabaco: “Una es la prevención desde distintos ámbitos por parte del Ministerio y la otra es el tratamiento de quienes ya están enfermos, y las dos son importantes”. Efectivamente, se avanza mayormente en acciones de que desalientan el hábito, para evitar que la gente comience a fumar; “pero también tenemos que hacer algo con los que ya lo hacen porque las consecuencias para la salud son serias”, expresó el profesional.

En tal sentido se informó que la mitad de los fumadores morirán (en el mediano o largo plazo) por alguna consecuencia ligada al tabaquismo, “que en nuestro país se cobra 40 mil muertes por año”, precisó el referente. El neumonólogo destacó que siempre resultará beneficioso abandonar el hábito, aunque se fume hace años, pero cuanto más temprano se deje de fumar, antes se verán los beneficios. “Que se notan ya desde las primeras horas, hasta algunos beneficios de a mediano o largo plazo como poder disminuir el infarto de miocardio y el cáncer de pulmón”.

Día mundial sin tabaco

Desde la organización indicaron que se decidió brindar la capacitación el día 31 de mayo, enmarcándola en las acciones por el Día Mundial sin Tabaco, que este año se desarrollaron bajo el lema “Tabaco y cardiopatías”.

A lo largo de la jornada se llevaron a cabo actividades alusivas en todo el territorio provincial: en Gualeguaychú se hizo un concurso de “maniquí challenge” con participación de los alumnos de las escuelas secundarias; también se organizó un concurso en las escuelas de Basavilbaso, para producción de videos sobre los daños que ocasiona el tabaco.

Además se una brindó una charla informativa en el consultorio de cesación tabáquica del centro de salud Giacomotti, de Concepción del Uruguay; mientras que los municipios de Cerrito, María Grande, Crespo y Chajarí también concretaron actividades y capacitaciones; y en Larroque se hizo una caminata para concientizar.