El gobernador Gustavo Bordet mantuvo un encuentro con directivos de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Entre Ríos (Acler) que le solicitaron respuestas ante algunas dificultades que les impuso la actual crisis.

El mandatario se comprometió a revisar cuestiones vinculadas a costos de energía, alcances impositivos y envíos de fondos por parte de Iosper.

El gobernador Gustavo Bordet se reunió este lunes con el presidente, la vicepresidente y el tesorero de Acler, Víctor Lozze, Silvia D´Agostino y Daniel Schnitman, respectivamente. También participaron del encuentro la ministra de Salud, Sonia Velázquez, y el presidente de Iosper, Fernando Cañete. Durante la reunión se acordó hacer “una hoja de ruta en común y empezar a trabajar de manera más estrecha con el Ejecutivo a través del Ministerio de Salud”, sostuvieron los directivos de la entidad.

Al respecto, el presidente de Acler sostuvo que “como representante del sector de la salud pública privada, nos interesaba que el gobernador conozca las dificultades que se está pasando en este momento y solicitarles el apoyo para poder seguir trabajando juntos los privados y lo público ante una crisis como la que estamos viviendo”.

Dicho esto, precisó que “la principal dificultad es la necesidad de corregir algunos valores como el de la energía eléctrica porque resulta un costo muy elevado en las instituciones sanatoriales. No podemos apagar ninguna luz en ningún momento de la vida de un sanatorio, con lo cual no se puede hacer ninguna economía en el sector”, aclaró.

Al respecto, el presidente de Acler dijo que la respuesta del mandatario fue que “se ocupará personalmente del tema y seguramente se tendrá una reunión dentro de 15 días una vez que él hable con los distintos entes que manejan estos rubros y nos dará una respuesta porque considera que así debe ser”.

Por su parte, D´Agostino sostuvo que ” le solicitamos que se garantice el flujo de fondos a Iosper porque los sanatorios de Entre Ríos somos dependientes de la financiación de esta obra social “. En ese sentido, Bordet les transmitió que “se garantizan los fondos, pero un incremento es difícil en estas circunstancias”.

Por último, Schnitman comentó que durante el encuentro se acordó que “se revisará lo referente al impuesto inmobiliario porque años atrás hubo una quita a las instituciones de Salud, pero luego se repuso con un nuevo fondo que se empezó a cobrar. Esto también se revisará para corregirla”, concluyó.