Con actividades en Paraná y Concordia, el Ministerio de Salud y el Plan ENIA capacitan a los agentes de los equipos sanitarios y dispositivos del Plan ENIA en “Estrategias de atención a niñas y adolescentes embarazadas menores de 15 años”.

En el marco de las actividades que desarrolló el gobierno de Entre Ríos por la Semana de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, la Dirección de Salud Materno Infanto Juvenil (Dmijer) dependiente de la cartera sanitaria, realizó sendos encuentros en Paraná y Concordia en los que se abordaron “Estrategias de atención a niñas y adolescentes embarazadas menores de 15 años”. Las actividades estuvieron dirigidas a integrantes de efectores de salud de Paraná y Concordia y dispositivos del Plan de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA) de estos departamentos.

Las actividades organizadas por la Dmijer, a través de sus Programas de Salud Sexual y Reproductiva y de Los y Las Adolescentes, junto con el Plan de Prevención del Embarazo No Intencional en la Adolescencia (ENIA), consistieron en jornadas de capacitación y sensibilización dirigidas a las asesoras del citado Plan en lo que respecta a la “Hoja de atención de niñas menores de 15 años embarazadas. Rutas de acción. Herramientas para orientar el trabajo de los equipos de salud”, presentada semanas atrás en nuestra provincia.

La directora de Dmijer, Alejandra Castillón, indicó: “Este es el tercer año en el que el Gobierno ha tomado como estrategia realizar actividades conjuntas para poder poner sobre la mesa los derechos de los niños, niñas y adolescentes. En esta oportunidad en particular el gobernador, Gustavo Bordet, solicitó que se pongan de manifiesto todas las acciones que se llevan adelante por las distintas áreas ministeriales en pos de garantizar estos derechos”.

La funcionaria explicó que el embarazo en adolescentes menores de 15 años, junto al abuso y la violencia sexual como su potencial causa, son problemas de salud pública y de derechos humanos que generan graves consecuencias biológicas, psíquicas y sociales. “Por lo tanto la intervención ante estos casos requiere una mirada y un abordaje integral con acompañamiento respetuoso por parte de los servicios de salud, las escuelas, los organismos de protección, la familia y la comunidad”.

A su turno la responsable del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, Lucy Grimalt, informó que la actividad en Paraná (que tuvo lugar en la Casa de La Cultura) “se desarrolló el martes 19 de noviembre, en coincidencia con el Día Mundial de Prevención del Abuso Sexual Infantil; y replicamos la misma formación el jueves 21 en Concordia, con los equipos locales”. La referente agregó: “Durante este año hemos trabajado junto con el plan ENIA en torno a las situaciones de embarazos en niñas y adolescentes menores de 15 años; y en estos encuentros pudimos trabajar en torno a la hoja de ruta que elaboró Nación para estos casos, que nuestra provincia está en proceso de adherir, en la cual se indica cómo intervenir desde los equipos sanitarios cuando detectan estas situaciones en los centros de salud”.

Durante las jornadas se recordó que los riesgos biomédicos relacionados al embarazo y parto, en menores de 15 años, son mayores para la salud de esa niña. “Por esto es necesario establecer una línea de abordaje sanitario para acompañar ese embarazo de alto riego si deseara continuarlo como también estar preparados para asistirla en su derecho si lo quisiera interrumpir”, explicó Grimalt.

Allí también se instó a los agentes a estar atentos ante los indicios de que se pueda estar frente a una situación de abuso sexual, para poner en marcha de forma inmediata el protocolo de actuación ante abusos sexuales infantiles (que requiere elevar informes de sospecha a Defensoría y al Copnaf). Esto último es un factor crucial en estas circunstancias: “Dado que, por las estadísticas, sabemos que muchos de estos embarazos tienen que ver con situaciones de abuso sexual; no son intencionales porque muchas de estas niñas y adolescentes no han recibido ningún tipo de consejerías de salud ni se habían acercado al centro de atención primaria para comenzar con un método de anticoncepción”.

Situación provincial

El equipo del Programa de Salud Integral de Las y Los Adolescentes expuso datos sobre el estado de situación de la provincia en materia del embarazo en esta franja etaria, en los que se observa un descenso significativo en los últimos años: dado que se pasó de 156 embarazos en 2011 a 96 casos registrados en 2017, según datos de la Dirección de Estadística e Información de Salud (DEIS).

Carina Romero, integrante del equipo técnico del programa, señaló: “Aún con esta baja, que obedece a múltiples factores, lo importante es que podamos cambiar la mirada sobre el abordaje en todas las situaciones de embarazo antes de los 15 años”. La referente explicó que eso significa que cada agente de salud que se encuentre ante un caso de estos pueda pensar que la niña o adolescente puede estar siendo víctima de abuso sexual, informarla sobre sus derechos, brindar un espacio para la consejería y la escucha, a fin de identificar en qué contexto se da ese embarazo.

Además, Romero señaló que la provincia de Entre Ríos fue parte de una investigación realizada a nivel nacional entre 2016 y 2017, en la cual se indagó cómo abordaban los embarazos en menores de 15 distintas áreas como Justicia, Educación y Salud. Los resultados del sondeo pusieron de manifiesto numerosas barreras de acceso, así como situaciones de vulneración por parte de las propias instituciones.

“Por eso también es importante cambiar los modos de abordaje: darles más participación y escuchar a los adolescentes para que puedan manifestar de verdad lo que les está pasando y poder trabajar no solamente sobre las consejerías en salud sexual y reproductiva en términos de evitar el embarazo, sino también abrir el ojo en el tema del abuso y crear conciencia de que el riesgo de las relaciones sexuales en cuanto a las infecciones de transmisión sexual”, completó la referente.

Convocatoria

La actividad en la capital provincial estuvo dirigida a centros de salud que trabajan con el Plan ENIA tanto de la ciudad de Paraná como en Paraná campaña; así como de establecimientos de Villaguay y Diamante con dispositivos que forman parte del Plan: asesoras en adolescencia, asesoras pedagógicas que están en las escuelas trabajando la educación sexual integral (ESI) y lo que tiene que ver con el dispositivo de salud sexual y reproductiva que también forma parte de esta estrategia.

La misma actividad se replicó el jueves, en el hospital Masvernat de Concordia, donde estuvo dirigida a todos los efectores, equipos de salud y dispositivos del plan ENIA del Departamento Concordia. Allí se contó, además, con la participación de equipos técnicos de Programa de Adolescencia de Nación, quienes fueron los encargados de realizar la presentación de la hoja de ruta.