El COES de la provincia asesora a los municipios que presentan un incremento en el número de casos, y acompaña las medidas encaradas relacionadas a disminuir la circulación y el contacto de personas en pos de contener al virus. Así se trabaja en función del análisis teniendo presente las fases de administración de la cuarentena.
Atendiendo al cumplimiento de los indicadores epidemiológicos y parámetros sanitarios, Entre Ríos se presentó como una de las provincias alcanzadas por el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio, establecido en el Decreto 520/2020, superando de este modo la etapa de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.
Desde su conformación (el día 2 de marzo) y en forma permanente, el Comité de Organización de Emergencia de Salud (COES), ha orientado las acciones en todo el territorio provincial para el tratamiento coordinado, oportuno y efectivo de los emergentes sanitarios vinculados a la situación de Pandemia por Coronavirus.
Así las cosas, el incremento de los casos en diferentes puntos de la provincia ha determinado que se deban retrotraer algunas habilitaciones en zonas específicas, a fin limitar la circulación del virus en la comunidad y sostener el estatus adquirido de distanciamiento social en el ámbito de la provincia.
Durante la reunión desarrollada en dependencias de la Municipalidad de Paraná entre autoridades de la comuna junto a referentes Provinciales y Nacionales, Fuerzas Armadas y de Seguridad, y asociaciones civiles, se decidió la suspensión temporal de ciertas actividades en la capital provincial. Las medidas adoptadas están en sintonía con la evaluación de la situación epidemiológica y las recomendaciones para prevenir la circulación comunitaria en la ciudad, y no retroceder en cuanto a las fases en que se ha avanzado.
En ese sentido, a través del decreto N° 904, firmado por el intendente Adán Bahl, se dispuso “la suspensión en el territorio de la ciudad de Paraná y a partir de las 18” del día 20 de junio de 2020 hasta las 8 del lunes 29” de las actividades recreativas y salidas de esparcimiento; actividades físicas y deportivas, incluyendo las individuales y sin contacto físico, náuticas y cualquier otra desarrollada en el río; las actividades gastronómicas, exceptuadas la modalidad de envío a domicilio y tomar para llevar; y la actividad en la Terminal de Ómnibus de la ciudad. Además, en su artículo 3º la norma estipula que “Las disposiciones establecidas en el presente decreto podrán ser prorrogadas según recomendaciones contenidas en nuevos informes del COES Provincial y Municipal”.
Por su parte la ministra de Salud, Sonia Velázquez expresó: “Hay que contener el brote y como consecuencia hay que tomar estas medidas, que son drásticas pero que entendemos necesarias para evitar la transmisión comunitaria, como ya se hizo en otras localidades de la provincia”; tras lo cual recordó que el equipo del COES también asiste en las estrategias sanitarias dispuestas en Ibicuy, Gualeguaychú y el departamento Colón y donde resulte necesario.
Cabe citar que la normativa emitida en la capital provincial tuvo eco en los municipios que componen el área metropolitana (Oro Verde, San Benito y Colonia Avellaneda), quienes replicaron las medidas en sus jurisdicciones.