Autoridades de Salud mantuvieron una reunión de trabajo con los directores del hospital San Martín y del Sanatorio La Entrerriana de Paraná, en la cual se presentó el protocolo para la utilización de plasma convaleciente en el tratamiento de pacientes con insuficiencia moderada a severa por Coronavirus ante el Comité de Bioética de la cartera. Cabe señalar que participaron del encuentro: La secretaria de Salud, Carina Reh; el subsecretario de Redes Integradas de Servicios de Salud, Marcos Bachetti; la responsable del Comité Central de Bioética, Patricia Benzi; y el jefe del servicio de Terapia Intensiva del hospital San Martín, Guillermo Grieve.En la oportunidad Velázquez señaló: “Hace más de un mes que en ambas instituciones se han conformado los equipos para trabajar en el proyecto y protocolo de utilización de plasma de pacientes convalecientes en pacientes con insuficiencia moderada a severa con Covid-19”; tras lo cual agregó: “Consideramos que será una herramienta terapéutica importante y que tenemos que tener preparado el sistema para poder utilizarla en los próximos meses”.

“Nos interiorizamos del protocolo: quiénes pueden ser donantes y en qué casos se indica su uso; como también los recursos técnicos y humanos necesarios para administrar el plasma; es un tema que ha estado en la agenda de los últimos Consejos Federales de Salud (Cofesa), tenemos la decisión política para usarlo, pero en estas instancias lo debe evaluar nuestro Comité de Bioética, para que cumplir con el rigor técnico”, completó la ministra.

Por su parte el jefe de Terapia del hospital San Martín, Guillermo Grieve, manifestó: “Presentamos el protocolo para uno de los procedimientos que se están usando, que es impulsado por el Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas “Norberto Quirno” (Cemic), a fin de que en estas dos instituciones podamos comenzar a utilizar el tratamiento de plasma de convalecientes”.

Ya han manifestado su entendimiento y colaboración los equipos tratantes de ambos efectores: Participan los servicios de Infectología, Clínica, Hemoterapia, Laboratorio de Urgencia, Terapia Intensiva y la dirección del hospital San Martín; junto a los servicios de Infectología, Clínica, Hematología, Hemoterapia, Terapia Intensiva y la Guardia del Sanatorio La Entrerriana.

El profesional sostuvo: “Actualmente es el tratamiento con mejor perspectiva: Hoy hay aproximadamente 20 tratamientos, entre los cuales 5 o 6 son los más importantes, pero ninguno de ellos ha demostrado disminuir la morbimortalidad como lo podría llegar a hacer el plasma de pacientes convalecientes”. Indicó, no obstante, que se trata de una estrategia que todavía requiere más trabajo y por lo tanto se debe realizar en grupos cerrados, pero que a partir de las experiencias en la materia en Europa, Estados Unidos y Argentina mismo, “es muy importante en el beneficio que da para el paciente: en salvar vidas; en disminuir la gravedad y los tiempos de internación; y a su vez en curar pacientes que habían evolucionado mal”, indicó Grieve.

Previo a su uso se deben superar una serie de fases: “Primero la elaboración del proyecto; segundo la presentación ministerial; y la tercera es la aprobación por parte del Comité de Ética; si se superan estas tres instancias estaremos reunidos con la ministra para felizmente poder comenzar a utilizarlo en breve”, señaló el profesional.

Plasma de convaleciente

Cuando una persona contrae un virus como Covid-19, su sistema inmunitario crea anticuerpos para combatirlo. Estos anticuerpos se encuentran en el plasma, que es la parte líquida de la sangre.

El plasma con estos anticuerpos para combatir infecciones se llama “plasma de convaleciente” y, a través de un proceso de donación de sangre, se puede recolectar de una persona recuperada, y luego transfundir este plasma rico en anticuerpos a un paciente enfermo que todavía está luchando contra el virus. Esto proporciona un impulso al sistema inmunitario del paciente enfermo y puede ayudar a acelerar el proceso de recuperación.

Esto requiere tener bien definido cada paso a fin de garantizar la seguridad en el procedimiento: el donante debe tener al menos dos PCR negativas; deben haber transcurrido más de 21 días de su recuperación y debe tener anticuerpos. A los componentes obtenidos se lo puede mantener refrigerado durante un año, listo para ser utilizado.

Es indicado en aquellos pacientes con diagnóstico de Covid y con insuficiencia respiratoria moderada a severa.

(Prensa Ministerio de Salud)