Los equipos de salud deben estar atentos a síndromes febriles


Las temperaturas elevadas y el incremento de las precipitaciones hacen propicio el ambiente para el desarrollo del mosquito transmisor del dengue. Las principales medidas de prevención para evitar la aparición de casos de esta enfermedad son eliminar los objetos que sirven de criaderos del Aedes aegypti y utilizar repelente en las primeras horas de la mañana y tarde. Los equipos de salud deben estar atentos ante la posibilidad que se presenten casos de síndromes febriles inespecificos.

Ecuador, Bolivia, Paraguay y Brasil poseen actualmente casos autóctonos de dengue aunque en nuestro país no se han registrado zonas de circulación viral. Sin embargo se han reportado y descartado casos en las provincias de Santa Fe, Chaco, Salta, Buenos Aires, Córdoba, La Rioja, San Luis, Corrientes, Jujuy, Santiago del Estero, Misiones, y Tucumán.

La directora de Epidemiología del Ministerio de Salud de Entre Ríos, Silvina Saavedra, señaló que desde la provincia “no hemos reportado casos sospechosos de esta enfermedad” y agregó que la principal recomendación al personal de salud “es la vigilancia de síndromes febriles inespecíficos que permitan detectar precozmente casos de dengue en especial en personas que hayan realizado viajes fuera del país o dentro en zonas donde se conozca o se sospeche una posible transmisión del virus”.

Saavedra aclaró que los casos de síndromes febriles inespecíficos “son aquellos en los que una persona de cualquier edad y sexo presenta fiebre de menos de siete días de duración, dolor en el cuerpo, erupción y cefaleas sin afección de las vías aéreas superiores” por lo que señaló que “como no existe ninguna vacuna que proteja del dengue, las medidas de prevención deben dirigirse a eliminar todos los objetos que sirven de criaderos al mosquito y también evitar sus picaduras” y brindó recomendaciones a la población:

- Evitar las picaduras durante las primeras horas de la mañana y al atardecer.

- Usar mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre.

- Utilizar espirales o tabletas repelentes.

- Proteger las cunas o cochecitos de bebés con mosquiteros tipo tul al permanecer al aire libre y cuidar que permitan una correcta ventilación.

- Utilizar repelentes sobre la piel expuesta y renovar su aplicación cada 3 horas aproximadamente.

- Rociar también la ropa con repelente porque los mosquitos pueden picar a través de las prendas de tela fina.

- En los bebés menores de dos meses de edad no se recomienda utilizar repelentes.

- No automedicarse, evitando especialmente tomar aspirinas, ibuprofeno o aplicarse medicamentos inyectables ya que favorecen las hemorragias.

- Si durante las dos semanas posteriores al viaje a zonas afectadas por esta enfermedad se presentan síntomas de dengue, concurrir al médico inmediatamente.

A tener en cuenta:

El dengue es una enfermedad vírica febril y aguda que se caracteriza por comienzo repentino. La fiebre puede durar de tres a cinco días (rara vez más de siete días). Además puede cursar con cefalea intensa, mialgias, artralgias, dolor retroorbital, anorexia, alteraciones del aparato gastrointestinal y exantema.

El modo de transmisión es por la picadura de mosquitos urbanos infectantes, principalmente Aedes (Stegomyia) aegypti. El período de incubación es de 3 a 14 días, por lo común de 7 a 10.

Prensa Salud

Dirección de Relaciones Institucionales y Comunicación

Ministerio de Salud- Gobierno de Entre Ríos

11 de febrero de 2012

Videos
Revista del Ministerio
Revista del Ministerio de Salud
Archivo de Noticias
Boletín Electrónico

Ingrese su E-mail: