Datos del hospital Urquiza de Concepción del Uruguay

Durante los últimos meses del 2012 hasta fines de enero del corriente año, se produjo un aumento en el número de pacientes que ingresaron al servicio de Guardia del Hospital Urquiza por accidentes de motos. Los números ponen en evidencia que la mayoría de los pacientes no utilizaban casco al manejar, por lo que quedaron expuestos a diferentes lesiones y grados de traumatismos. Si bien con la implementación del Plan Saneamiento Vial se redujo significativamente el número de ingresos, en los meses posteriores comenzó a crecer la demanda de asistencia especializada, sobre todo durante los fines de semana.

Las estadísticas indican que más del 90 por ciento de los accidentados en los últimos meses no utilizaban casco. Por citar un ejemplo, los últimos datos registrados en el mes de enero de 2013 revelaron que de 47 personas que ingresaron a la Guardia por accidentes en moto, sólo ocho utilizaban casco. Los profesionales del Hospital Urquiza manifestaron que la “situación es preocupante” y que la única forma de revertirla es a través de los controles viales y la responsabilidad individual.

Teniendo en cuenta los resultados de la primera etapa de la implementación del Plan de Saneamiento Vial y las estadísticas de accidentes registrados en los últimos meses, el director del hospital de zona, Martín Oliva, opinó sobre el incremento de los pacientes politraumatizados. “A partir del 2010 tomamos la iniciativa de hacer algo por la cantidad de accidentes que veíamos en la Guardia hospitalaria, y el hacer algo no sólo implicaba pensar en el asistencialismo sino también en la salud de la población. Cuando comenzó el Plan de Saneamiento los primeros resultados presentados por el CESVI mostraron datos muy alentadores, pero si bien con respecto a aquel momento estamos mejor, en este último tiempo se produjo un incremento en el número de pacientes traumatizados y la gravedad de los mismos”.

Por su parte, el doctor Carlos Cherot, jefe del servicio de Guardia y secretario técnico del nosocomio dijo que “el 90 por ciento de los pacientes que ingresan al hospital con trauma craneoencefálico es porque no usan el casco y por exceder el límite de velocidad. En la Guardia estamos recibiendo una mayor cantidad accidentes de moto por día y eso incluye desde traumatismos leves a graves. El último fin de semana largo fue catastrófico porque ingresaron cinco traumas craneoencefálicos graves por accidentes de moto. A nosotros nos preocupa el incremento de los mismos y hay un montón de factores que hacen que estos accidentes sean letales o tengan secuelas gravísimas. El primero es la falta de conciencia de la gente al no tomar los recaudos, las medidas de seguridad correspondientes y la forma de andar en la moto; y otro tema es la cantidad de motos que circulan en la ciudad. Cuando comenzó el operativo del CESVI tuvimos una reducción no sólo en el número de los pacientes accidentados en motos sino en la gravedad de los mismos por el simple hecho de que circulaban menos motos y los que lo hacían usaban el casco. Hoy, las estadísticas indican que estamos con el mismo número de pacientes que antes o peor”.

El Hospital Urquiza cuenta con la infraestructura y el personal capacitado para la asistencia de estos pacientes. Pese a ello, los profesionales del nosocomio señalaron la importancia de la responsabilidad individual para evitar los accidentes. “Todos ‘somos hijos del rigor’ dice una frase, y si bien los controles sirven, también es necesario que cada uno tome conciencia de los recaudos que hay que tener. Se trata de una combinación de controles viales y de responsabilidades individuales. Y sobre este último punto quiero hacer hincapié porque la conciencia individual es una de las principales medidas que deben tomarse. Si una persona decide subirse a una moto sin usar casco y avanza a 100 km por hora, eso una responsabilidad individual. Entonces pedirle al hospital, a la asistencia pública y al Estado que se hagan cargo de alguien que iba a esa velocidad y sin casco es una situación compleja. Como hospital nosotros tenemos que hacer la prevención y la difusión de que eso es dañino, y lo que falta son retomar los controles”, expresó Martín Oliva y concluyó: “Creemos que se están tomando cartas en el asunto para resolver este recrudecimiento que nos preocupa. La responsabilidad individual y los controles son el único beneficio que puede tener la población”.

Coincidiendo con el director del hospital local, el doctor Cherot destacó la atención que se les brinda a los pacientes politraumatizados y los recursos de los que dispone el hospital para tal fin. “El Hospital Urquiza es uno de los tres centros de derivación de referencia de la Costa del Uruguay, y esto significa que no sólo hacemos la atención del paciente traumatizado de la ciudad sino de todo el Departamento. Tenemos todos los medios y la infraestructura adecuada para afrontar cualquier tipo de urgencias y lo más importante es que contamos con un recurso humano entrenado y preparado para brindar esa asistencia. Sabemos que el paciente traumatizado requiere de una atención diferente a cualquier otro paciente que viene a la Guardia por cualquier otra patología. Su pronóstico depende muchas veces de que la gente que lo recibe y asiste esté entrenada para detectar las lesiones que tiene”.

Cifras que preocupan

En la Guardia del Hospital Urquiza y durante la temporada de verano, se asisten alrededor de 350 personas por día -10.000 pacientes mensuales aproximadamente-, de las cuales más de la mitad son pacientes pediátricos. Los últimos tres meses la atención aumentó entre un 20 y un 25 por ciento, número que se vio afectado durante los fines de semana largos.

 

 

Prensa hospital Urquiza

Dirección de Relaciones Institucionales y Comunicación

Ministerio de Salud- Gobierno de Entre Ríos

19 de febrero de 2013

 

 

Archivo de Noticias
Boletín Electrónico

Ingrese su E-mail: