La provincia brinda recomendaciones para prevenir dengue, zika y chikungunya

Ante la mayor circulación de personas en época de vacaciones

La provincia, a través del Ministerio de Salud, aconsejó a la población en general continuar desarrollando las acciones de prevención como el descacharrizado, para mantener controladas las poblaciones del Aedes aegypti. Además. recordó las recomendaciones para que, quienes viajen a zonas con circulación de dengue, zika y chikungunya, se protejan de las picaduras de mosquitos.

El director de Epidemiología de la provincia, Diego Garcilazo, recordó que el dengue, zika y chikungunya “no se trasladan de una localidad a la otra a través del mosquito sino a través de las personas, que son el reservorio de las enfermedades”.

En ese sentido confirmó que en Entre Ríos no se registra circulación viral de los virus transmitidos por Aedes aegypti desde abril. No obstante, al encontrarnos en la etapa del año en la que la mayoría de la población se toma sus vacaciones, es importante tener presente una serie de pautas ante la circulación de gente desde y hacia distintos puntos.

Principales recomendaciones del Ministerio de Salud para la prevención de dengue, zika y chikungunya:

—Eliminación de reservorios. La limpieza frecuente en los hogares es fundamental porque con las lluvias y con la temperatura, los huevos depositados en recipientes que acumulan agua se transforman en larvas y luego en mosquitos, por lo tanto también se recuerda a la población en general que no se deben descuidar las acciones locales de prevención como el descacharrizado.

Para eso Garcilazo expresó que es importante tener en cuenta las características del vector que transmite estas enfermedades: “El mosquito Aedes aegypti se alimenta exclusivamente de sangre humana, por lo que habita generalmente en el peridomicilio, cerca de la casa o dentro de la misma y necesita agua limpia para poder desarrollar su ciclo de vida”, apuntó.

Por lo tanto se deben eliminar los elementos como juguetes, baldes, botellas, tachos y todo lo que pueda acumular agua por más de dos o tres días en un patio, alrededor de la casa o dentro de la misma. “Lo que no se necesite se debe tirar, y lo que sí sirva, como puede ser el bebedero de un animal se le debe cambiar el agua por lo menos cada dos días y limpiar el interior del recipiente con un cepillo”, agregó.

—El uso de repelente. Generalmente cuando la gente vacaciona hace uso de repelentes en combinación con protector solar; en estos casos se debe aplicar primero el protector solar, dejar transcurrir unos minutos y luego aplicar el repelente. Tener presente que se debe renovar su aplicación luego de que la persona haya estado en el agua.

En cuanto a los chicos, se recomienda aplicar repelentes recién a partir de los dos meses, y con el producto que tenga la menor concentración posible. Además no se deben utilizar el aerosol o el rociador directamente, sino que primero se lo deben echar los padres en sus manos y luego esparcir en la piel de los chicos.

—Consideraciones para la vivienda y la vestimenta: utilizar espirales o tabletas repelentes, mosquiteros en las casas; y usar ropa larga principalmente por la tarde para evitar la picadura de mosquitos.

—Tanto las mujeres embarazadas como aquellas en edad reproductiva, deben extremar los cuidados para evitar picaduras. “No tanto por el dengue sino por el zika y las complicaciones que tiene la enfermedad durante el embarazo, ya que se ha establecido su asociación con malformaciones congénitas”, explicó Garcilazo. En el caso de que se planee visitar zonas donde se sabe que hay circulación del virus y la persona tenga la posibilidad de posponer el viaje, se recomienda postergarlo.

En torno a esto, el funcionario manifestó que hay circulación de virus “en zonas de Brasil, que es uno de los principales destinos turísticos, y también en Paraguay y Bolivia”, pero se sabe de su presencia en toda la región del cono sur. En Argentina hubo casos confirmados en Córdoba y Tucumán, pero en este momento no hay circulación activa del virus del zika.

—Es importante el uso de mallas metálicas en puertas y ventanas para evitar la entrada del mosquito al domicilio, así como tener los patios desmalezados y los desagües destapados y limpios. En aquellos lugares donde hay recipientes para reutilizar el agua de lluvia, se deben mantener con tapa o tapados cuando no llueve.

Finalmente, ante síntomas como fiebre, dolor de cabeza (especialmente en la zona de los ojos), dolores musculares, articulares, erupciones, náuseas y vómitos, se debe consultar al servicio médico local y no automedicarse.

 

 

Prensa Salud

Dirección de Relaciones Institucionales y Comunicación

Ministerio de Salud – Gobierno de Entre Ríos