Trabajadores del centro de salud Hermana Catalina se capacitaron en el tratamiento y atención de los casos de violencia

En el centro salud Hermana Catalina, del barrio Aatra de Paraná, el equipo de trabajo concretó una instancia formativa en el abordaje y la atención de los casos de violencia de género; dictada por la Unidad de Gestión de Políticas Preventivas en las Relaciones de Género de la cartera sanitaria.

En el marco de una actividad conmemorativa del Día Internacional de la No Violencia Contra las Mujeres, unos 20 trabajadores del centro de atención primaria de la salud Hermana Catalina de Paraná, fueron capacitados por el Ministerio de Salud –a través de la Unidad de Gestión de Políticas Preventivas en las Relaciones de Género– para el abordaje y la atención de la violencia de género.

De la participación en la nueva instancia de sensibilización acerca de la problemática que afecta al 50 por ciento de la población, el director de la institución, Diego Amaya, puso de relieve la instrucción interna en “cómo actuar en los casos de violencia”. Concretamente, valoró la instancia de “resolver los problemas, establecer cuáles son las prioridades, las primeras medidas a tomar, dónde acudir y cómo responder cuando se detecta la violencia”. 

El establecimiento de atención primaria del barrio Aatra cuenta además con el dispositivo ‘Somos siendo’ para la atención a mujeres que quieran trabajar su autoestima y empoderamiento.

Al respecto Alicia Vides, responsable de la Unidad de Gestión de Políticas Preventivas en las Relaciones de Género, fue quien dictó la capacitación y se refirió a esta herramienta que construye nuevos espacios de visibilización del problema. “Es un trabajo novedoso que exige seguir informándonos y creando conciencia en los equipos y también tratar de identificar los determinantes sociales y culturales que condicionan a las mujeres violentadas por 10, 15 y hasta 20 años sucesivos de malos tratos”, valoró.

De lo que se trata es de sensibilizar y dar herramientas a los equipos de salud desde lo legal y la intervención sanitaria específica. Por ejemplo: “qué hacer ante una situación de violencia familiar, obstétrica o laboral, a dónde derivar, cómo acompañar a la mujer, niño o adolescente que se encuentra sufriendo una vulneración de derechos”.