Se controlará la mercadería en tránsito con un nuevo puesto de control en el Tún

Rentas habilitó en Paraná una oficina móvil de alta tecnología

La Dirección General de Rentas (DGR) puso en funcionamiento una nueva oficina móvil, ubicada en el puesto caminero localizado en inmediaciones del Túnel Subfluvial Uranga Silvestre Begnis.
Viernes 10 de Diciembre de 2010 | 11:07 Hs.
La dependencia –la segunda que el organismo habilita en la provincia con el objetivo de potenciar las tareas de fiscalización en los ingresos al territorio entrerriano- cuenta con tecnología informática de punta y con las comodidades necesarias para el personal que presta servicio en el lugar.

La inauguración contó con la presencia del ministro de Economía, Diego Valiero; de autoridades de la DGR, encabezadas por su titular, Guillermo Lisnesky; y del jefe de División de Operaciones Viales de la Policía entrerriana, Juan Ruhl.

“Se trata de la continuidad del trabajo fijado para controlar los accesos principales a la provincia, como lo son el túnel, el viaducto Rosario-Victoria, el puente Zárate - Brazo Largo y las rutas del norte entrerriano, en su límite con Corrientes”, explicó Valiero.

La primera de estas oficinas móviles, que permiten ser fácilmente re-localizadas o incluso adaptadas para otro tipo de controles a incorporar en el futuro, fue habilitada precisamente en Zárate-Brazo Largo, encontrándose operativa desde hace un año.

“Apuntamos a mejorar los controles, lo que si bien estará a cargo de personal de la DGR, contará con el trabajo conjunto de otros organismos del Estado, como la Policía de Ente Ríos, institución en la que hemos encontrado muy buena receptividad”, destacó el ministro.

Valiero adelantó que se trata de programas de control cuyos resultados podrán medirse a mediano y largo plazo. “Sin embargo, en lo inmediato, lo más importante será el efecto disuasivo sobre la evasión, porque habrá controles y cada uno de los operadores del transporte o el comercio sabrá que el estado provincial está presente en los ingresos a la provincia”, remarcó el ministro.

Base de datos
En el puesto de control, los inspectores determinarán si los transportistas que ingresan mercadería a la provincia deben tributar en el fisco entrerriano, intimando o inscribiendo de oficio al contribuyente, si correspondiera.

“Apuntamos a controlar la mercadería en tránsito, contrastándola con la información obrante en nuestras propias bases de datos, pero también a entrecruzarla con otros organismos fiscales como la AFIP y las jurisdicciones vecinas de Buenos Aires (ARBA) o Santa Fe (API). Mediante un sistema de scanner, desde el edificio central de la DGR recibiremos la información al instante, confirmando si todos los datos de inscripción del contribuyente son correctos, tanto en la DGR como frente a otros organismos tributarios”, detalló Lisnesky.

Por su parte, Ruhl destacó la tradición de trabajo conjunto entre Rentas y la Policía de Entre Ríos, en la que “siempre ha existido una buena predisposición para estas tareas”.

El comisario descartó que vayan a producirse demoras en el tránsito, ya que la existencia de dos carriles de circulación permite utilizar el de la derecha para la detención de vehículos.

“Hay que tener en cuenta que por este puesto circulan unos 10.000 vehículos diarios. El mecanismo está muy bien aceitado, ya que la Policía viene trabajando en el lugar desde la inauguración del túnel. Esta experiencia hace que la intensificación de controles no suponga ningún inconveniente para la dinámica del tránsito”, consideró Ruhl.

A ello también contribuye la incorporación de todos los elementos tecnológicos para facilitar la tarea del personal, lo que hace que no sea algo engorroso para quien es fiscalizado, ya que al trabajarse con conexión on line a las bases de datos del organismo, se gana tiempo y se evitan demoras innecesarias.

La creación de estos nuevos puestos fronterizos reformula completamente la forma de realizar las tareas de fiscalización, ya que según se recordó desde Rentas, las tareas se desarrollaban con total precariedad –fundamentalmente por la carencia de equipamiento informático adecuado- en condiciones inadecuadas para el propio personal que las desarrollaba y en lugares que carecían de la infraestructura necesaria.

La nueva oficina móvil habilitada en Paraná está dotada con conexión de internet con banda ancha y cuenta con aire acondicionado, baño y cocina para el personal, entre otras comodidades que posibilitarán una cómoda atención y prestación de servicios.

(Prensa DGR)