A partir del martes 31 de mayo

Chicos de la escuela Melvin Jones ofrecerán sus dulces en el local de Sidecreer

A partir del martes 31 de mayo, un grupo de alumnos de la escuela Especial Melvin Jones, atenderá un puesto de venta de productos de elaboración propia en el local de atención al público de Sidecreer de la capital entrerriana. Martes de por medio, entre las 9,30 y las 11,30, los adolescentes acompañados por docentes de la institución, ofrecerán los dulces artesanales Del Cielo en el local de calle Urquiza 982.
Lunes 30 de Mayo de 2011 | 17:14 Hs.
Para el director de la institución, Santiago Maranzana, la iniciativa es “un muy buen punto de referencia, ya que siempre estamos pensando en nuevos espacios y oportunidades para nuestros alumnos con discapacidad”.

El docente señaló que “la razón de ser de nuestra institución es que la persona con discapacidad esté activamente integrada a los espacios sociales, siempre desde la capacidad que pueda desarrollar; esto es pensar a nuestro niño-joven-adulto con un proyecto de vida que debe concretarse, ya que a este mundo no venimos por casualidad sino con un mensaje para dar. En este camino de pensar y buscar la realización del proyecto personal de vida en nuestros alumnos, surge la necesidad de pensar en una estrategia educativo-terapéutica que permita ejercer el rol laboral y todas las implicancias que este conlleva. Lo ideal es hacerlo en puestos de trabajo real competitivo; pero la realidad es que a la hora de recibir a una persona con discapacidad para trabajar, son muchas las puertas que se cierran”.

Así es que, como un modo de sortear este impedimento, la escuela implementó hace ya muchos años la fabricación de dulces. “Hoy contamos con un establecimiento de producción preparado para esto, con los controles y habilitaciones bromatológicas correspondientes, que permite que estos grupos de jóvenes (y en su futuro adultos mayores) puedan ser partícipes activos de la red social que la actividad comercial exige; cumpliendo así el objetivo institucional que no es otro que encontrar el lugar que cada uno debe conquistar”, afirmó Maranzana.

Y añadió: “Seguramente, muchos paranaenses habrán visto más de una vez en la Peatonal, frente al local de Sidecreer, los frascos prolijamente acomodados sobre una mesita, atendida por los chicos de la escuela. A partir de ahora, la iniciativa tendrá cobijo en el amplio local de la Tarjeta de Entre Ríos sobre calle Urquiza, entre San Martín y Corrientes”.

El presidente de Sidecreer, doctor Juan José Canosa, manifestó que para la empresa “es un verdadero placer poder colaborar en el final de la cadena, es decir, cuando los alumnos exponen sus productos. Ellos los han fabricado, han puesto todo su empeño y creatividad en todo esto y qué mejor que el salón de atención al público de Sidecreer para que puedan ofrecerlos al público”.

Cabe destacar que el dinero recaudado en las ventas se reinvierte en el taller. Luego de cumplir con esta finalidad, si existe un excedente, se reparte en forma igualitaria entre los operarios, o se concreta alguna actividad que ha sido muy anhelada por el grupo: un paseo, un viaje o la compra de algún equipamiento necesario para mejorar la actividad del taller.

(Sidecreer SA)