Será en una planta que duplicará su producción de cereales

La Universidad Adventista del Plata hará una inversión millonaria en un proyecto industrial

En agosto empezará a operar una planta que producirá 600 toneladas mensuales de cereales en Libertador San Martín, demandará una inversión de 20 millones de pesos y generará 150 puestos de trabajo. “Entendemos que Entre Ríos tiene un futuro brillante en lo que refiere a agroalimentos”, sostuvo el rector de la Universidad Adventista del Plata (UAP), Oscar Ramos. Además, la casa de altos estudios creará la facultad de Ciencias Agropecuarias e incorporará en un circuito turístico la primera iglesia adventista de Sudamérica.
Miercoles 22 de Febrero de 2012 | 9:38 Hs.
Detalles del proyecto de la nueva planta de producción de cereales, la creación de una facultad de Ciencias Agropecuarias, la incorporación de la primera iglesia adventista en Sudamérica a un circuito turístico y otras líneas de trabajo de la Universidad Adventista del Plata; fueron los temas de los que Ramos y el vicerrector Económico Financiero de la UAP, Rubén Boidi, brindaron detalles al gobernador Sergio Urribarri. El mandatario estuvo acompañado por el ministro de Gobierno, Adán Bahl, y la secretaria General y de Relaciones Institucionales de la Gobernación, Sigrid Kuntah.

“La expansión de la plata es un proyecto industrial que está unido a un proyecto académico, porque se inició la quinta facultad de Ciencias Agroalimentarias de la Universidad Adventista del Plata. Queremos trabajar carreras cortas y articuladas con la oferta agroalimentaria de la provincia porque entendemos que Entre Ríos tiene un futuro brillante desde el área de los agroalimentos”, sostuvo el rector de la Universidad Adventista del Planta.

La Universidad Adventista del Plata trabaja desde hace años con la producción de cereales y la mayoría de los productos salen con la marca Granix, productos conocidos nacional e internacionalmente.

Duplicar la producción

Según explicaron al mandatario entrerriano, las condiciones de producción de la planta que funciona actualmente están al límite, por lo cual desde hace meses se trabaja en un proyecto de expansión. “Le comentamos al gobernador, que nos atendió muy gentilmente y entusiasmado con el proyecto, que hace dos meses iniciamos la construcción de una planta con la idea de llegar a producir 600 toneladas mensuales en su máxima capacidad de cereales extruídos. Es decir, sería un poco más que la duplicación de la producción actual y con un potencial de exportación sumamente importante en los mercados emergentes”, aseguró.

“Creemos que las posibilidades son muy importante en esa línea, y en la industria agroalimentaria Entre Ríos es una provincia en la que casi no hay límites. Queremos agregar más valor al procesar dentro de la provincia”, remarcó y adelantó que la Universidad Adventista del Planta quiere trabajar en productos de máxima calidad y sumarse al trabajo que están realizando otras universidades. “Creemos que podemos sumarnos a esta movida que dará a Entre Ríos un posicionamiento de liderazgo. Estamos entusiasmado”, insistió.

La nueva planta

En rigor, en la planta se calcula una inversión que supera los 20 millones de pesos entre infraestructura y maquinarias, y que demandará entre 30 y 50 operarios más de los 100 que hoy trabajan en tres turnos en la planta.

Ramos comentó que el proyecto “es de una realización muy rápida porque ya están los contratos firmados y en agosto nos estarían entregando la planta llave en mano. Luego será el equipamiento que vendrá del exterior porque no existe en el país”, agregó.

“Lo que convenimos con el gobernador Sergio Urribarri es una visita a la planta que se está construyendo para acordar cómo nos articulamos con la provincia. Estamos entusiasmados con esa posibilidad”, insistió luego.

Consultado sobre la sintonía que hay entre los proyectos de la casa de altos estudios y las líneas de acción en materia productiva de la gestión del gobernador Urribarri, Ramos aseguró que “a medida que conocían las líneas de gobierno nos decíamos esto es lo nuestro. Por eso decidimos contarle al gobernador lo que estamos manejando desde la iniciativa privada. Desde Libertador San Martín nos queremos sumar porque somos muy conocidos por el estilo de vida saludable en lo que refiere al sanatorio y la universidad, pero también está lo de los alimentos saludables”, acotó.

Servicios comunitarios

El gobernador Urribarri también se mostró entusiasta de la iniciativa de la casa de altos estudios de incorporar los servicios comunitarios en la currícula de muchas de las carreras universitarias de la UAP. “Queremos que nuestros graduados salgan con una clara formación y concientización de la responsabilidad social universitaria. Estamos apuntando a que todos nuestros graduandos antes de retirarse tengan alguna experiencia de servicio comunitario”, comentó.

Precisó que en la carrera de Medicina que ofrece su universidad se incluyeron los servicios comunitarios curricularmente. “Nuestra carrera de Medicina es de siete años porque el séptimo es de servicio comunitario. Antes de egresar tienen que hacer un trabajo comunitario durante un año en atención primaria, diagnóstico poblacional o estudio de la situación de nuestras poblaciones. Esto se quiere llevar a todos los egresados, y si bien no se hará curricularmente, sí se necesitarán ámbitos donde los alumnos puedan trabajar”, precisó.

“Esta decisión volcará a la región un piso de 2.700 alumnos buscando hacer servicios comunitarios. Hay mucho entusiasmo y el gobernador Urribarri cree que debemos proyectarlo y que otras instituciones lo sumen. Este año será bisagra en la proyección comunitaria de la UAP para la provincia y la región”, sostuvo.

La primera iglesia adventista de Sudamérica en Entre Ríos

Por último, Ramos invitó al gobernador Urribarri a la inauguración de la nueva iglesia de la UAP, que será el 18 de mayo y está en la sede de la universidad. “El templo será el edificio más lindo que tendrá la universidad, con capacidad para 2.400 participantes en su nave principal. La primer iglesia adventista en Sudamérica se levantó en 1894 en las inmediaciones de la localidad entrerriana de Crespo, y esta nueva iglesia será emblemática y la más importante de Argentina”, remarcó.

“En esa primera iglesia, a cinco kilómetros de Crespo y a 15 de Libertador San Martín, hay actualmente un pequeño museo. Luego, al lado, se levantó una iglesia un poco más grande, y en frente hay una escuela rural donde asisten unos 20 alumnos y que sostiene la iglesia adventista”, comentó Ramos. Agregó en este sentido, que planean incorporar este edificio a un circuito turístico, junto a otros lugares históricos de la zona.