Equipos técnicos del CGE recorrieron algunas escuelas

Evaluaciones positivas sobre la implementación de las Escuelas Nina

Para realizar un relevamiento de necesidades y acompañamiento pedagógico en los primeros pasos de las nuevas escuelas de doble jornada, denominadas Escuelas Nina, vocales y coordinadores el Consejo General de Educación (CGE) continúan recorriendo los establecimientos. El equipo destacó entre otras cosas el compromiso de las comunidades educativas con esta modalidad y el incremento de la matrícula, la disminución de problemas de disciplina y el alto nivel de asistencia diaria de los alumnos; como logros de este sistema.
Domingo 29 de Abril de 2012 | 17:27 Hs.
Los vocales del CGE, Héctor de la Fuente y Azucena Rossi, acompañados por la responsable de implementación del Proyecto de Mejora e Inclusión de la Educación Primaria, Gloria Gregorutti; la coordinadora de Educación Artística, Sofía Velázquez; y el coordinador de Educación Física, Jorge Bulo, ambos dependientes de Planeamiento Educativo; visitaron escuelas en las localidades de San José, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú para reunirse con directivos, docentes y talleristas.

El recorrido se realizó en las escuelas N° 54 Carlos Sourigues de San José, N° 116 Cabo Misael Pereyra de Concepción del Uruguay; y N° 116 Abrazo Fraternal de Gualeguaychú. Acompañaron al equipo técnico del CGE las directoras Departamentales y supervisores zonales correspondientes a los tres establecimientos.

Primeras impresiones

Durante la visita fueron constantes las muestras de entusiasmo de alumnos, padres, docentes, directivos y talleristas. “Tanto niños como docentes estaban muy contentos de la repercusión y receptivos a todas las propuestas de acompañamiento”, aseguraron desde el equipo técnico. Gregorutti destacó que tanto “docentes como talleristas se mostraron comprometidos y con conocimiento de la metodología de trabajo en esta propuesta educativa”. Agregó que las experiencias observadas “son ampliamente enriquecedoras, así como también el compromiso demostrado por los miembros de la comunidad educativa”.

Además comentó que recorrieron las aulas y espacios en los que se desarrollan distintos talleres, “donde se destaca el respeto, el clima de convivencia, el asesoramiento pedagógico de los directivos, como así también, la postura de los docentes frente al conocimiento y su circulación en la escuela”.

Disminución de problemas de disciplina

Por su parte, la vocal Rossi expresó: “En las escuelas primaron los comentarios referidos al importante incremento de matrícula, a la disminución de problemas de disciplina y al alto nivel de asistencia diaria de los alumnos, todo ello como consecuencia de la puesta en marcha de esta modalidad destinada a niños y niñas de sectores desfavorecidos”.

También sostuvo que, según lo manifestado por las docentes, “el comportamiento y la alegría de los chicos es contagiosa, ya que si bien con ocho horas de jornada los niños se cansan un poco, demuestran un gran interés y esmero en las tareas. También las mamás nos han expresado que con todas las actividades que ahora sus hijos realizan en la escuela, se quedan más tiempo en la casa y no están tanto en la calle”.

La importancia que representa para las instituciones la articulación, tanto con el CGE como hacia adentro de la escuela entre los padres, docentes, directivos y talleristas, refleja que las Escuelas Nina son un proyecto compartido por toda la comunidad. “Los docentes están conformes con la asistencia que se les brinda y tratan de optimizar al máximo los beneficios de la doble jornada. Así, en el espacio de Acompañamiento al estudio, se está trabajando fuertemente para que constituyan innovadoras instancias para enseñar y aprender capacidades y competencias inherentes a las distintas áreas disciplinares”, afirmó Rossi.

Metodología de trabajo

Como metodología de trabajo, cada técnico del CGE se reunió con los talleristas de su área a efectos de intercambiar opiniones, sugerir actividades y analizar las repercusiones del trabajo cotidiano. En la escuela de la localidad de San José, se brindó asistencia a los talleristas en materia de expresión corporal, banda de música, danzas folclóricas, tecnologías de la información y de deporte.

En Concepción del Uruguay, se intercambiaron estrategias para el abordaje de los talleres de danzas folclóricas, Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), artes y ajedrez; y en el establecimiento de la ciudad de Gauleguaychú, se asesoró sobre los talleres seleccionados: teatro, danzas, artes y deportes.

Además de analizar cuestiones de organización y gestión del proyecto, se propuso como estrategia de enseñanza la implementación del juego interactivo. El propósito es desestructurar las prácticas docentes a modo de favorecer y generar mayores vínculos con los chicos, en función del contexto institucional y barrial.

Los talleres y la importancia del acompañamiento

Los talleres de las Escuelas Nina están a cargo de docentes que han accedido a los mismos mediante la entrega y defensa de un proyecto presentado específicamente para su área. En ese sentido, Gregorutti explicó que “la incorporación de este personal, que generalmente no es de la escuela, ha introducido otras apreciaciones y perspectivas no solo en el proceso de enseñanza sino también en la comprensión de los intereses, expectativas y demandas de los padres y la comunidad”.

Por otro lado, los docentes de las escuelas coincidieron en afirmar que “los nuevos talleristas, son jóvenes que pertenecen al barrio, que tienen especial interés en la comunidad, comparten ciertos códigos de los chicos y en poco tiempo han logrado llegar a los grupos casi sin dificultades”. Los talleres planificados en las tres escuelas responden a las necesidades del contexto de cada institución educativa en función de los intereses y las capacidades de los niños en relación al arte, el deporte, las comunicaciones, la música, las expectativas de las familias, potenciando la cultura y fortaleciendo la identidad entrerriana.

Buenas propuestas

Sofía Velázquez, coordinadora de Educación Artística del CGE manifestó que “los equipos de talleristas han presentado buenas propuestas de trabajo, identificados con el espíritu de inclusión que caracteriza a las Escuelas Nina. La comunicación con la comunidad, a través del arte, el teatro, las danzas, ha fortalecido el acercamiento de las familias y como consecuencia beneficiarán a la formación de cientos de alumnos”.

Asimismo, apreció que “desde que ingresamos a las escuelas percibimos un clima de armonía y respeto entre todos. El rol de los directivos en esta etapa ha sido fundamental, ya que los niños se han encontrado contenidos en cada consulta o inquietud, evidenciándose permanentemente un dialogo fluido y ameno”.

Además indicó que “los docentes de los talleres tienen grandes expectativas de logros con sus grupos y manifiestan la alegría de trabajar en este contexto donde los niños están todo el tiempo generando actitudes para un aprendizaje significativo”.

Finalmente, Velázquez destacó: “hemos observado en los talleres que la aplicación de dinámicas de juego para enriquecer el desarrollo del lenguaje y la comunicación, tan importante en la primera infancia, ha permitido cautivar el interés de los niños y el clima de trabajo es de entusiasmo y alegría”.