Como resultado de cruce de información con AFIP

Detectan a 3.524 propietarios rentistas no inscriptos en la provincia

La Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER) inició un operativo de fiscalización sobre 3.524 propietarios de inmuebles rurales y urbanos que no pagan el impuesto sobre los ingresos brutos por los alquileres que perciben. De acuerdo al Código Fiscal vigente, quienes realizan operaciones de locación de propiedades, a partir de determinada magnitud, se encuentran alcanzados por el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, debiendo inscribirse como contribuyentes, declarar y pagar mensualmente sobre el monto de alquileres percibidos.
Jueves 06 de Septiembre de 2012 | 10:07 Hs.
Se ven afectados quienes efectúan operaciones de locación de propiedades a partir de determinada magnitud: 80.000 pesos de avalúo fiscal para inmuebles rurales o 12.000 pesos anuales de alquiler para inmuebles urbanos.

La ATER, a través de su área de Inteligencia Fiscal detectó 3.524 propietarios de inmuebles que no pagan el impuesto sobre los ingresos brutos, el conteo se realizó a partir del cruce de datos entre la base provincial de titulares inmuebles y las declaraciones efectuadas por éstos ante la AFIP en el Impuesto a las Ganancias, la Dirección de Fiscalización Tributaria enviará intimaciones requiriendo la inscripción, declaración de montos de alquileres y/o arrendamientos percibidos y el pago del impuesto no abonado.

Esta acción se basa en el convenio de colaboración recientemente suscripto entre el gobierno provincial y la Administración Federal de Ingresos Públicos.
El director de fiscalización de ATER, Cesar Del Castillo, manifestó que "más allá de lo operativo, la acción se inscribe en el marco de las políticas públicas definidas por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador Urribarri en el sentido de que quienes más ganan sean quienes más tributen. Entonces, todas las medidas implementadas desde la creación de este nuevo organismo, apuntan en ese sentido a lograr mayor progresividad, equidad y justicia fiscal. Con este operativo, queremos mostrar y poner en valor el gran cúmulo de datos que dispone la ATER provenientes de distintos organismos, como AFIP., bancos, agentes de retención y percepción y paralelamente tener una mayor presencia fiscal, controlando en forma masiva o a un gran número de contribuyentes, lo que realizará mediante la creación de un área de fiscalización interna, a la cual dotaremos de los recursos necesarios".

El funcionario revelo que "entre los casos más relevantes existen dueños de grandes extensiones de campo que los arriendan por cifras muy importantes pero que extrañamente no se encuentran inscriptos como contribuyentes provinciales. Lo mismo sucede con dueños de más de cinco propiedades urbanas. En general, aproximadamente doce por ciento del total a fiscalizar, se trata de propietarios que no se encuentran inscriptos, por lo que la medida aportará a ampliar la base tributaria".

Desde la ATER se informó que en una primera instancia, durante el mes de setiembre se cursarán intimaciones sobre 84 casos relevantes situados en la ciudad de Paraná, para luego ir extendiendo la acción a otros 687 también de Paraná y finalmente al resto distribuido en todo el territorio de la provincia.
La primera comunicación del procedimiento con el contribuyente detectado en el cruce apunta a obtener el reconocimiento y luego al pago. Caso contrario se determinan multas agravadas y reclamo por vía judicial con sus consecuencias correspondientes.

El universo total de contribuyentes detectados asciende a 3.524. Los casos más relevantes, según el monto presuntamente evadido, corresponden a titulares ubicados en los departamentos Paraná, Concordia, Uruguay, Villaguay, Gualeguay, Victoria, Diamante, Nogoyá y Colón. El mayor de todos trata de una propiedad de 8.114 hectáreas y $ 12.871.848 en arrendamientos que no han sido declarados a la ATER y por tanto no ingresado el impuesto correspondiente, estimado en $ 386.155, a la fecha en que debió pagarse.