Jornada para los chicos en el barrio San Agustín

Desde Cultura se moviliza sobre la erradicación del trabajo infantil

Una jornada organizada por el Ministerio de Cultura y Comunicación se sumó este domingo a la agenda de actividades que el gobierno entrerriano lleva adelante por el Mes de los Trabajadores. Actuaciones protagonizadas por niños que tuvieron como temática central la erradicación del trabajo infantil, llenaron la plaza del barrio San Agustín.
Lunes 06 de Mayo de 2013 | 12:40 Hs.
Además del disfrute de la música, el baile y el teatro, se invitó a los más chicos a pintar, dibujar y jugar, siempre con mensajes e informaciones vinculadas a los derechos de los niños y la lucha contra el trabajo infantil.

Alrededor de una guitarra un grupo ensayaba canciones, más allá una abuela custodiaba celosamente un violín encargado por las nietas, pollerines, zapatillas de baile y peinetas se sumaban a los preparativos de una jornada cultural para concientizar sobre la erradicación del trabajo infantil. Eran estas las postales anteriores al inicio de actividades en el anfiteatro Linares Cardozo de la plaza San Agustín. Con el objetivo de generar conciencia sobre el derecho a jugar y aprender de los niños y la necesidad de erradicar el trabajo infantil, se propuso desde el Ministerio de Cultura y Comunicación generar un hecho cultural de acceso gratuito que facilite esta tarea. Se sumaron a la idea la Secretaría de Cultura de la municipalidad de Paraná y el Ministerio de Trabajo de la provincia, con el aporte de actividades complementarias.

Entre el público, se encontraba el ministro de Cultura, Pedro Báez, siendo disculpado por los organizadores el ministro de Trabajo, Guillermo Smaldone, quién recientemente fue padre.
Sentada en su sillón, “Chiche” dijo que se acercó a ver el espectáculo sin saber de qué se trataba y le pareció “muy bien que se trate de erradicar el trabajo infantil. Lo ideal es que los chicos estudien, jueguen y cuando llegue su momento, en todo caso, trabajen”. Por otra parte, señaló que “la música ayuda” con este objetivo, y agregó: “quizás no se puede llegar a todos los chicos, pero siempre hay un grupo que se ve beneficiado”.

Lucas, del barrio Santa Lucía, estaba acompañando a sus hijos que formaban parte del coro. “Es lindo que los gurises tengan algo como esto para hacer y que no anden dando vueltas”, resaltó. Sostuvo a su vez, que este tipo de actividades son importantes “porque si no están en una computadora encerrados en la casa y pierden mucho el contacto con la gente. Con estas recreaciones empiezan a compartir con otros y eso es fundamental para nuestra sociedad”.

Por su parte, Norma compartía la tarde con su familia viendo las actuaciones y valoró el trabajo que se hace, “tanto desde la orquesta como el coro. Aparte de educar se saca los chicos de la calle y los resultados son muy buenos. Este apoyo les sirve mucho a ellos, porque los valoran y se sienten muy importantes, son partícipes. Como madre y como ciudadana considero que es algo muy lindo”, indicó.

Un numeroso grupo de chicos se acercó también a la plaza para participar en las actividades. Se trataba de los gurises nucleados en el Centro de día Virgen de la Esperanza que funciona en el barrio. Natalia Arioli, su directora, comentó que se acercaron mediante una invitación del Copnaf y “por los mismos vecinos que nos convocaron. Además, compartimos los mismos objetivos, tratando de que los niños sigan siendo niños y gocen de sus derechos y ofreciéndoles una alternativa a la situación de calle”. A su vez, asumió que representaba “algo distinto a lo que los chicos hacen todos los días, actividades culturales que recrean y enriquecen, algo que no están acostumbrados a vivir”.

A su momento, Andrés Lencina, encargado de las actividades deportivas del centro, subrayó que tanto desde lo deportivo como lo cultural “se les ayuda mucho a los chicos en el tema de la expresión, porque son muy tímidos y así pueden desarrollarse e integrarse también”. Resaltó además la importancia de concientizar sobre un tema como el trabajo infantil, “porque los chicos no tienen que estar trabajando, tienen que disfrutar, jugar, estudiar y recrearse. Ésta es una muy buena forma de que vean la importancia de hacer eso”, concluyó.

Las actividades

Abrieron la agenda los gurises de la Orquesta Orquesta Popular Infantil y Juvenil de San Agustín, quienes desarrollan sus actividades en una escuela cercana a la plaza. Mientras trascurrían los temas y la plaza se iba poblando de vecinos, el Ballet Municipal acompañó las canciones con diferentes coreografías y vestuarios. Para la canción final, Puerto Sánchez, se sumó el coro del barrio Santa Lucía.

Mientras transcurrían los números, un el equipo del Ministerio de Trabajo, invitaba a los más pequeños a pintar, jugar y dibujar, actividades que involucraban siempre la temática del trabajo infantil. También se repartió folletería y desde el escenario el payaso Cometrapos fue colaborando con mensajes e información sobre el tema. Se dio a conocer así la importancia de que los niños desarrollen actividades propias de su edad, un número donde realizar denuncias sobre trabajo infantil vía SMS (0343-154-653492) y las consecuencias que conlleva el trabajo infantil.

También un grupo de teatro trató el tema con una obra donde un payaso en zancos obligaba a una marioneta a hacer cosas que ésta no deseaba. En el diálogo entre los personajes se reflejaba la supresión de la libertad, la obligación de trabajar para alguien que solo quería jugar y los sentimientos de quién se ve sometido a esta situación. Luego, con canciones y una ronda final los payasos invitaron a los niños presentes a iniciarse en el conocimiento de sus derechos. Con música de dibujos animados, series infantiles y temas populares, la Banda Infanto Juvenil Entrerriana cerró la jornada que culminó con baile, trencito y vítores del público pidiendo otra.