Delta Sustentable
 
 
 

Ambiente Antrópico

Uso del suelo y actividades productivas

a. Introducción

El Sistema Delta es una amplia región de humedales fluviales que abarca parte de las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires. Presenta como característica fundamental la alta dinámica originada por el régimen hidrológico cambiante, ello ha producido, históricamente, la diferenciación productiva entra la zona norte y la zona sur del Delta. El límite entre ambas zona es difuso, sin embargo se ubicaría aproximadamente entre las ciudades de San Pedro (Prov. Buenos Aires) y Gualeguaychú (Prov. Entre Ríos). Ambos sectores presentan características diferenciables e incluyen unidades ecológicas de paisaje particulares


b:Unidades de Paisaje. 
El norte no presenta bosques, salvo aquellos que acompañan las márgenes de los cursos de agua, mientras que en el sur se desarrollan bosques fluviales de singulares características. Esta diferenciación natural ha potenciado la diferenciación productiva entra una región productora de carne, al
norte, con un desarrollo ganadero y la extracción de recursos naturales vinculados a la caza y la pesca, y una región productora de materia vegetal, al sur, en la que se desarrollaron fundamentalmente actividades relacionadas con la forestación de salicáceas y la agricultura familiar de pequeña escala.
Las variaciones en la escala y el tipo de producciones que se han desarrolladohistóricamente están relacionadas con la frecuencia y la magnitud de las crecidas. Si bien la población local está altamente adaptada a los ciclos de inundaciones, en los últimos tiempos se registran cambios en la frecuencia que dificultan las producciones tradicionales. Existe además una alta presión producto del aumento de la superficie agrícola en la región pampeana, ello ha llevado a un incremento constante del ganado en pie en la zona de islas, desplazando los pobladores y las actividades tradicionales de la región. El impacto de la ganadería en la zona de islas podría producir un grave daño en el ecosistema, su flora y fauna regional. Por otro lado si bien existe un consenso entre los productores locales y las autoridades de las provincias en no permitir la agricultura industrial en la zona, se han registrado en los últimos años intentos de producciones agrícolas a gran escala. La agricultura a gran escala en esta zona presenta un alto riesgo ya que el control químico de plagas con biocidas en zonas surcadas por ríos y arroyos representa un fuerte riesgo para la vida acuática. Además la práctica agrícola a gran escala modifica el ecosistema original desviando cursos de agua y construyendo terraplenes que alteran el funcionamiento normal regional.
La proyección del uso del suelo y las actividades productivas de la región debería caracterizarse por la adopción de actividades armónicas con el ambiente que tengan el cuenta el régimen hidrológico y que incorporen además como variable de ajuste futuro las modificaciones producidas por el Cambio Climático Global


b. Forestación
La explotación de bosques cultivados o forestación se realiza, fundamentalmente, en el bajo Delta Bonaerense, con alguna influencia en las Islas de Entre Ríos. De hecho, en esta zona se la considera la actividad primaria más importante, y es donde se encuentran la mayor parte de las plantaciones existentes 
Los principales cultivos son especies y/o variedades de sauce (Salix spp), que predomina en volumen de producción, seguido por el álamo (Populus spp). La producción del Delta Bonaerense, satisface las demandas de las industrias procesadoras de la madera: pasta celulósica principalmente, aserrío y envases, tableros de aglomerados e industria del fósforo, en este orden de importancia según su consumo.
Con información obtenida del Mapa de Plantaciones Forestales (MPF) del Delta, realizado por el área de Sistemas de Información Geográfica (SIG) e Inventario
Forestal de la Dirección de Producción Forestal del MAGyP, se ha detectado que la región del Delta del Paraná cuenta con aproximadamente 80.000 hectáreas plantadas. Del total, unas 60.000 hectáreas (75%) se encuentran bajo manejo, aunque no todas se encuentran actualmente disponibles para su aprovechamiento ya que hay plantaciones de diferentes edades que todavía no han llegado al turno de corta. También se ha podido identificar las principales zonas de producción, siendo, en la provincia de Buenos Aires, las islas de San Fernando la región más forestada, seguida por las de Campana


c. Ganadería
La ganadería Bovina es una de las principales actividades en el Delta Superior, ha registrado importantes aumentos en los últimos tiempos que requieren un marco regulatorio adecuado a fin de preservar la producción y el ambiente.


Existe un buen número de frigoríficos con una gran capacidad de procesamiento industrial. En la actualidad la actividad presenta un perfil exportador. Como debilidad de la actividad se pueden destacar: Problemas de conservación de los recursos naturales, en particular suelos erosionables, contaminación del agua con materia fecal y medicamentos y contaminación del aire.
Respecto de la Ganadería Porcina, Ovina y la Avicultura, sólo se sabe que son producciones que se realizan en la región pero no existe información de base.
Según la información suministrada por la Secretaría de Ambiente Sustentable de la Provincia de Entre Ríos en base a las proyecciones de las Evaluaciones de Impacto Ambiental, existe un importante desarrollo en la región de los emprendimientos ganaderos denominados Feed Lots, lo que cambiaría el perfil productivo regional que es de tipo extensivo por un tipo más intensivo. También se observa la creación de Granjas de Cerdos y Criaderos de Pollos en el área de influencia del Delta del Río Paraná


d. Pesca
Las pesquerías se desenvuelven fundamentalmente a través de la venta a los acopiadores y frigoríficos de la región. Parte de la producción se vende para el consumo directo, pero esta es la parte menor.
La base productiva de las pesquerías es el sábalo (Prochilodus lineatus), especie que sostiene una de las actividades más importantes y arraigadas en la región.
La pesca comercial sufrió una reactivación de la actividad exportadora (fresquera y congeladora) basada en el sábalo, a partir del año 2000, que provocó un crecimiento de las capturas a niveles sin precedentes (Espinach Ros y Sánchez, 2007)
El recurso es abundante y actualmente se considera moderadamente explotado. Es necesaria una armonización del marco regulatorio para su explotación, lo que se trabaja a través de la Comisión de Pesca Continental y Acuicultura del Consejo Federal Agropecuario, la cual fija cupos de exportación y otras normas.
El aumento de la demanda le da un perfil exportador a la explotación. La demanda internacional modifica el precio de venta y asegura la colocación del producto en los frigoríficos, lo que se regula a través de la fijación de los cupos antes mencionados.
Sin embargo la mayoría de los pescadores continúa viviendo de manera precaria, con una economía de subsistencia dado que perciben de los acopiadores un precio muy bajo por sus capturas.


e. Caza
La actividad de caza se divide en dos grandes grupos, aquellas personas que lo realizan como una actividad económica o de subsistencia y aquellas personas que se dedican a la caza deportiva.


Caza comercial y de subsistencia
Es una actividad que fluctúa dependiendo de la demanda del producto y la disponibilidad del mismo. La actividad histórica en la zona ha sido la peletera y fundamentalmente la caza de nutrias. La principal especie peletera de la región es el coipo o falsa nutria. El cuero del carpincho también se explota, aunque en las tres provincias involucradas su caza esté prohibida.
La actividad nutriera es una típica actividad económica en el Delta del Río Paraná, en la siguiente figura se puede observar la evolución en el tiempo de esta actividad.
Otra de las actividades de caza que impacta en la fauna local es la caza para vender como mascotas, muchas especies, especialmente las aves, como los cardenales, sufren una fuerte presión de caza para mascotismo.


Caza deportiva
Debemos aclarar que dentro del área ocupada por el Delta, existen muy pocos sitios habilitados para la caza menor deportiva en las tres provincias involucradas.
Respecto de la caza mayor en la provincia de Entre Ríos sólo se permite aquella relacionada con especies exóticas como el búfalo, el ciervo Axis y el ciervo colorado, los jabalíes y el antílope negro. En la provincia de Buenos Aires se permite la caza de ciervo Axis, antílope, ciervo dama, ciervo colorado, cabra salvaje y jabalí, también todas especies exóticas.


f. Apicultura
Argentina se encuentra entre los primeros exportadores de miel del mundo: entre el 90 y el 95 % de su producción total se destina al mercado externo. Sin embargo, al igual que en el resto del país, en la zona de islas la producción de miel tiene un alto grado de informalidad y desorganización.
Frente a esta situación, el INTA, la SAGPyA y algunos Estados provinciales han encarado iniciativas para ordenar y planificar las actividades. Hace algunos años se comenzó a producir miel orgánica certificada, destinada principalmente al mercado externo. En 2000, a través de su programa Cambio Rural, el INTA nucleó a un grupo de productores de Victoria que iniciaron un proceso de transición hacia la certificación; en 2002 comenzaron a comercializar miel en transición y en 2003 miel orgánica certificada (monofloral de catay), llegando a exportar 140.000 kg a Canadá, Reino Unido y Francia. El grupo contaba también con una sala de extracción flotante (la primera habilitada por SENASA para producción orgánica).


Infraestructura: obras hidráulicas, viales y urbanizaciones.


a. Ubicación y contexto de las obras de infraestructura
Las principales obras de infraestructura, tanto existentes como proyectadas, sobre el mosaico de humedales que conforman el Delta del Paraná, responden en su mayoría al contexto regional. El perfil básicamente agroexportador y proveedor de materias primas impulsa e influye sobre la dinámica que se manifiesta en el Delta en las últimas décadas con el avance de la actividad agropecuaria a escala empresarial, la actividad pesquera, especialmente la pesca para exportación, la actividad forestal y las nuevas urbanizaciones. De menor envergadura y quizás las más deficitarias, son las obras de infraestructura y equipamientos que responden a satisfacer necesidades de la población local.
Situando al Delta en el contexto continental, merece prestar atención a la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA). La misma es un mecanismo institucional de coordinación de acciones intergubernamentales de los doce países suramericanos que surgió en el año 2000, con el objetivo de construir una agenda común para impulsar proyectos de integración de infraestructura de transportes, energía y comunicaciones. IIRSA tiene dos Áreas de Acción principales: los Ejes de Integración y Desarrollo (EIDs) y los Procesos Sectoriales de Integración (PSIs). A su vez, cada uno de los 10 EIDs tiene una cartera de proyectos que se aglutinan en Grupos de Proyectos (www.iirsa.org).
La región del Delta está comprendida en dos de los ejes denominados de integración de IIRSA: el Eje Hidrovía Paraguay-Paraná y el del Mercosur-Chile. Actualmente los 5 Grupos de Proyectos que conforman el Eje Hidrovía Paraguay-Paraná suman una cartera de 95 proyectos y los 6 Grupos de Proyectos del Eje Mercosu-Chile suman 107 proyectos. En estos Grupos hay dos con influencia directa en el Delta: el G3 - Ríos Paraguay- Paraná, Asunción – Delta del Paraná (Eje Hidrovía Paraguay-Paraná)
y el G5 Grupo Energético (Eje Mercosur-Chile) (www.iirsa.org)


b. Obras fluviales
El Sistema de Navegación Troncal, vincula los grandes puertos y terminales fluviales del río Paraná y del Río de la Plata con el Océano, constituyendo una vía navegable que alimenta el comercio exterior de la República Argentina. Transporta más del 80% de las exportaciones agrícolas. Atraviesa el río Paraná y se divide en el Paraná de las Palmas y el Paraná Guazú hasta confluir en el río de La Plata.
Es de destacar el Atlas Cartográfico del Plan Maestro y Director del Sistema de
Navegación Troncal elaborado por la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, que incluye los siguientes aspectos: Vía Navegable, Infraestructura portuaria, Vías de comunicación terrestre, Agua y saneamiento, Sistema interconectado de energía eléctrica, Uso del suelo y Cursos y cuerpos de agua, con dos diferentes escalas de detalle: escala 1:100.000 y 1:25.000. El Atlas a escala 1:100.000 abarca toda la vía troncal y su entorno inmediato desde Puerto San Martín hasta el río de La Plata, a lo largo de más de 700 Km. por los ríos Paraná Inferior, Paraná de Las Palmas, Paraná Guazú y Paraná Bravo, incluyendo los Canales Emilio Mitre y Martín García. El Atlas a escala 1:25.000 abarcas áreas específicas del río Paraná y su entorno directo relevantes para la localización actual o probable de puertos e instalaciones complementarias, que requieren de un mayor nivel de detalle. Dichas áreas específicas, comprenden unos 330 Km. de vía navegable. Ellas son: Timbúes a San Nicolás, San Pedro, Bifurcación a Canal Ingeniero Emilio Mitre, Paraná Guazú, aguas arriba y abajo del cruce con el Puente Zárate Brazo Largo (Daniele, 2008).


Hidrovía Paraguay Paraná
En el marco del Programa Hidrovía Paraguay - Paraná el tramo Santa Fe-Océano está concesionado desde el año 1995. El calado actual es de 25 pies desde Santa Fe a Puerto San Martín y de 34 pies desde Puerto San Martín al Océano. Hasta la fecha no se ha constituido el Órgano de Control de la Concesión de Obra Pública, existiendo en su lugar una Comisión de Seguimiento que controla la operatoria de la empresa Hidrovia SA, a cargo del dragado, tareas de relevamiento y señalización del sistema. El estudio de impacto ambiental de la profundización del dragado a 36 pies hasta San Martín y de 28 pies hasta Santa Fe, fue evaluado por la Dirección Nacional de Vías Navegables de la Nación, y por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.
La Prefectura Naval Argentina es la autoridad competente para intervenir en casos de derrames de hidrocarburos, biodiesel y otros (Dirección de Vías Navegables).


Puertos
En la región del Delta se encuentra la zona portuaria agro-industrial más importante del país, desde donde se exporta alrededor del 70 % de las exportaciones argentinas de granos, aceites vegetales y subproductos.
Antes de la década de los noventa, el Sistema Portuario Nacional, estaba integrado por todos los puertos del país y su conformación incluía otras redes tales como la fluvial, vial y ferroviaria integradas de manera tal que facilitaban la interconexión y comercialización de mercaderías en el ámbito nacional e internacional. El Sistema Público Portuario se encargaba del mejoramiento de los puertos existentes y de la construcción de nuevos puertos, cuando el Estado lo consideraba estratégico para el desarrollo regional o nacional. Esto cambia a partir de la sanción de la Ley 24.093 del 3 de Junio de 1992 y sus decretos reglamentarios que acompañaron la Ley de Reforma del Estado, que dieron paso a la desregulación, concesionamiento y privatización, con cambios sustanciales en materia portuaria. Esto implicó entre otras modificaciones la transferencia de los puertos del dominio público nacional al provincial de los llamados puertos principales, como el de Santa Fe y Rosario.
Existen 34 terminales portuarias habilitadas en el Delta del río Paraná, 20 en Santa Fe, 13 en Buenos Aires y el puerto de Diamante en Entre Ríos (
http://www.sspyvn.gov.ar).

En el Km. 180 del río Paraná, en Entre Ríos, está el Puerto Ibicuy, que permite el ingreso de naves hasta 30 pies de calado. Tiene un calado natural de 32 pies.

El Plan Maestro y Director del Sistema de Navegación Troncal incluye una caracterización de la infraestructura portuaria con destino comercial e industrial (Daniele, 2008).

Recientemente se inauguró en Escobar, Provincia de Buenos Aires, una planta regasificadora con las respectivas obras portuarias. La obra total consta de instalaciones de regasificación de gas natural licuado, una terminal portuaria ubicada en el kilómetro 74,5 del río Paraná de las Palmas y un gasoducto de interconexión de 35 kilómetros de longitud que atraviesa las localidades de Pilar, Exaltación de la Cruz, Campana y Escobar.

Más información en http://www.enarsa.com.ar/pdf/ProyectoGNLEscobar.pdf


Endicamientos y terraplenes.
De acuerdo al trabajo de la Fundación para la Conservación y el Uso Sustentable de los Humedales / Wetlands International (Blanco, 2010; ver mapas 3 y 4), en el Delta hay identificados 202 polígonos que corresponden a diques y atajarrepuntes. El tamaño oscila entre 0,47 hasta más de 20.000 hectáreas y abarcan el 11,6% de la superficie de la región. Estas áreas están destinadas en su mayoría a la actividad forestal, también silvopastoril y en menor medida a actividades agrícolas y emprendimientos urbanísticos. Además hay una gran cantidad de atajarrepuntes de casas de fin de semana localizadas en los partidos de Tigre y San Fernando.
Existen 875 Km. de terraplenes que corresponden tanto a rutas nacionales o provinciales y a caminos internos. Se destacan por su magnitud la conexión vial Rosario-Victoria (RN 174), y la RN 12 con el complejo Zárate- Brazo Largo.

1. - Puente Nuestra Señora del Rosario - Conexión Física Rosario Victoria:
La obra se inauguró en mayo del 2003 y está compuesta por una calzada de 59,40 Km. que cruza todo el valle de inundación del Río Paraná integrada por 12,28 Km. De longitud en estructuras de puentes y viaductos y por 47,14 Km. de terraplén vial.
Las estructuras de los puentes se dividen en un puente principal, sus viaductos de acceso y doce puentes sobre ríos y riachos en la zona de islas. El tramo está identificado como Ruta Nacional 174. Ubicado en la progresiva Km. 430,4, donde se permite la navegación de embarcaciones de hasta 281,6 m de eslora. Su gálibo vertical es de 50,3 m sobre la cota +7,63 IGM. El gálibo horizontal para luz libre de navegación es de 300 m (Daniele, 2008).
En la sede Rosario del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) se hallan disponibles la Evaluación del Impacto Ambiental de la conexión vial, el perfil edafológico de la traza, datos del clima, datos de tránsito y batimetrías en la porción de la zona de camino de la conexión, una franja de 1000 metros de ancho Además la empresa Puentes del Litoral realiza Informes ambientales periódicos, que evalúa OCCOVI. Se realizan cada 4 meses desde el 2003 hasta el presente.
Contienen aspectos ambientales de la operación y mantenimiento, gestión ambiental y vigencia del Plan Ambiental. Duplicar la calzada de esta conexión figura como obra proyectada en el Plan Estratégico Territorial (PET) de la Provincia de Entre Ríos - Obras Plan Quinquenal 2011 – 2015.
 

2. - Complejo Ferrovial Zárate Brazo Largo:

Es la principal vía de comunicación entre el sur de la provincia de Entre Ríos y el norte de la de Buenos Aires, es parte de la Ruta Nacional 12 que luego empalma con la Ruta Nacional 14. Es una conexión importante para el MERCOSUR y de Argentina con Brasil, Paraguay y Uruguay. Este complejo tiene dos puentes atirantados de 50 metros de largo cada uno, con una altura máxima de 50 metros sobre el nivel del río, que se encuentran a unos 30 Km. de distancia entre sí, y que cruzan los ríos Paraná de las Palmas y Paraná Guazú. Fue habilitado en diciembre de 1977. A partir de 1995 pasó a llamarse Complejo Unión Nacional. El puente que atraviesa el Paraná de las Palmas lleva el nombre de General Bartolomé Mitre, y el que cruza el Paraná Guazú se llama Justo José de Urquiza. Las vías férreas forman parte del Ferrocarril General Urquiza. El gálibo vertical de ambos puentes, referido al 0 del IGM es de 48 m, siendo el gálibo horizontal de 330 m entre pilas.


c. Infraestructuras viales y ferroviarias urbanas y rurales.
Se puede decir que la región del Delta está bordeada en sus laterales, en su margen derecha por la Ruta Nacional 11 y la autopista Brigadier Estanislao López desde la Ciudad de Santa Fe a Rosario y por la Ruta Nacional 9 y la Autopista Tte. Gral. Aramburu desde Rosario a Buenos Aires. En su margen izquierda desde la ciudad de Paraná hasta Gualeguay por la Ruta Provincial 11, y a partir de ahí hacia el S por la Ruta Nacional 12.
Con respecto a líneas ferroviarias, la Línea General Mitre, de trocha ancha, recorre su margen derecha, desde Santa Fe a Buenos Aires, concesionada desde 1992 a Nuevo Central Argentino (NCA) para transporte de cargas. También en esta margen, pero más hacia el Oeste, está la Línea Belgrano de trocha angosta, concesionada desde 1999 a la Empresa Ferrocarril Belgrano Cargas S.A.




 

Subir

 
SITIO DESARROLLADO por DGIn / Dirección General de Informática / Dpto. Internet      | Copyright © 2021