In Noticias

En el marco del Día Mundial de Prevención de la Ambliopía, este viernes habrá controles para detectar esta afección potencialmente incapacitante en niños. En tal sentido, el Ministerio de Salud recuerda que se deben realizar chequeos oftalmológicos en todas las etapas de la vida.

Como cada 15 de octubre, este viernes se conmemorará un nuevo Día Mundial de Prevención de la Ambliopía, una afección que consiste en la mala visión de uno o ambos ojos debido a una falla en el desarrollo visual en los primeros años de vida. Puede ser padecida por niños de todas las edades y es detectable con una consulta oftalmológica. Como contraste, también puede tener consecuencias irreversibles para la visión si no es abordada a tiempo.

En este marco, el próximo viernes habrá controles para detectar esta afección potencialmente incapacitante en niños. En nuestra provincia, distintas instituciones públicas y privadas se suman a las acciones enmarcadas en la Campaña Latinoamericana de Prevención de la Ambliopía, con consultas gratuitas (y con turnos programados), destinados a niños de 4 a 14 años, las cuales pueden consultarse a través del siguiente enlace: http://maquimena.com.ar/sedes-entre-rios/

Salud ocular

Dentro de los cuidados generales, se recomienda la visita anual al oftalmólogo. Particularmente en adultos, se insta a retomar estos controles ya que son quienes tienen menos adherencia a los chequeos regulares.

En el caso de los pacientes pediátricos hay diferentes estrategias tendientes a captar tempranamente las afecciones: se realiza el examen de fondo de ojo a los recién nacidos, que es repetido a los seis meses, al año, a los 3, 5 y 7 años; asimismo, se controla la visión en los controles de niña y niño sanos; y en los chequeos que se hacen para el ingreso escolar; y se trabaja con jardines u otras instituciones que puedan detectar algún problema de la visión (ya que se puede manifestar en que el chico no habla bien o no escucha bien; teniendo en cuenta la interrelación entre poder ver, hablar y escuchar).

Sobre el tema, la jefa del servicio de Oftalmología del hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, Virginia Reca, indicó: “El niño no nace viendo como un adulto, recién alcanzará ese desarrollo visual alrededor de los 7 años, por eso se debe hacer un control constante ya que todas las patologías oculares que puedan detectarse y tratarse antes de los 8 años de vida van a contribuir a que el niño tenga un buen desarrollo visual».

En este contexto, Reca destacó que una de las patologías más temidas es la ambliopía: «Es una dificultad visual en el desarrollo de la visión, que si no es detectada y tratada a tiempo se ven afectadas las posibilidades de desarrollo para la vida de esa persona, porque de adulto, esta afección se transforma en un impedimento, por ejemplo, para manejar vehículos de carga o pilotear aeronaves. También afecta el ingreso a las fuerzas militares o a la policía. Es decir, le impone toda una serie de limitaciones a sus decisiones de vida».

Otras afecciones

Retinopatía del prematuro: tiene posibilidad de tratamiento con láser y, si no se trata, puede evolucionar hasta un desprendimiento de retina, causando una ceguera irrecuperable. En este caso se revisan todos los bebés y los controles son durante muchas semanas. Un bebe prematuro puede nacer con 28-29 semanas, y recién puede tener un alta oftalmológico en la semana 45 de vida.

Diabetes: Es una enfermedad vascular, que afecta los vasos sanguíneos que llevan oxígeno y nutrientes. En el ojo, puede verse afectada la retina y provocar pérdida visual. Es importante realizar controles anuales desde la pubertad.

Miopía: la prevención está sobre todo en medir la exposición a las pantallas, celulares y tablets. La carga horaria debe ser baja y reglada según edad.

La mejor prevención es aire libre, estar al sol (horas de juego, en el patio, la plaza, el club, entre otros).

Importancia de comprar los elementos en espacios habilitados

Al momento de comprar lentes o accesorios, tanto si se trata de lentes con aumento (recetados) como en el caso de lentes con filtros de protección solar, los mismos sólo deben adquirirse en ópticas habilitadas. Esta es la única manera de tener la certeza de que los elementos cumplen con las condiciones de seguridad adecuadas de acuerdo a la legislación vigente y de que no representan un riesgo para la salud ocular (cosa que no se puede garantizar si se compra a un vendedor ambulante o en un local polirrubro).

En este sentido, si una persona sin cobertura social se realiza los controles en un efector de la red pública, por el cual se determina que requerirá lentes, el propio hospital donde se realizó el chequeo, tramita la compra en ópticas habilitadas.