Este martes, el Hospital Felipe Heras de Concordia conmemora 142 años de servicio. Desde su fundación en 1882, el nosocomio se destaca por su compromiso con la atención de la salud de la comunidad y el cuidado integral de sus pacientes.

Con el legado del doctor Felipe Heras en su nombre el nosocomio de la zona sur de Concordia cumple, este martes, 142 años de historia viva al servicio de la salud integral de la comunidad y zonas aledañas.
El director del establecimiento, Exequiel Ortiz, expresó que la celebración es la oportunidad “para reivindicar, agradecer y poner en valor el trabajo de todas las personas que forman parte y han sido protagonistas del quehacer institucional”. En este sentido agregó: “Los valores del Dr. Felipe Heras –amor, honestidad, ética y contención– son transmitidos generacionalmente para forjarlos día a día”.
Respecto al presente de la institución que otorga unos 400 turnos diarios y atiende a unos 5.200 pacientes en consultorios externos por mes, en promedio, Ortiz refirió que se encuentran trabajando en campañas de vacunación, y acciones de prevención, promoción atención y cuidados de las enfermedades respiratorias.
“Junto al Ministerio de Salud, estamos proyectando y concretando la puesta en valor del hospital en lo que respecta a la infraestructura. Además, una de las prioridades, en el marco del Programa Entrerriano de Salud, es la accesibilidad al sistema sanitario de manera oportuna, con calidad y calidez humana, desde una perspectiva integral”, agregó.
Finalmente, el funcionario destacó: “Las redes interinstitucionales son nodales, por ello trabajamos articuladamente con escuelas, comedores comunitarios, otros establecimientos de salud y hogares de personas mayores. Esto nos permite captar diferentes complejidades y abordarlas de manera conjunta, en virtud de garantizar todos los derechos de nuestra comunidad”.

Un poco de historia
El establecimiento sanitario de Nivel II – Subnivel A, fundado en 1882, tuvo como antecedente al primer hospital, denominado De la Caridad, iniciado en 1860 por el aporte financiero de mujeres concordienses. Allí, en la Villa de San Antonio de Padua de la Concordia, trabajó denodadamente el doctor Felipe Heras. Fue el primer médico académico, oriundo de Navarra, España.
La creación de la Sociedad de Beneficencia fue el puntapié inicial para la construcción de un centro de salud necesario ante el aumento de la población, producto de migraciones internas y extranjeras.
El joven médico titular, que culminó sus estudios a los 19 años en Madrid, trabajó como funcionario facultativo asistiendo a los vecinos, así lo llamaran de día o de noche; cobrando por cada visita, a excepción de los pobres. Su labor fue prácticamente ad honorem y adquirió, prontamente, respeto, reconocimiento y arraigo en la comunidad que valoraba su ética y profesionalismo.
Ya en 1880 se anunció la construcción de un hospital, con fondos del Estado provincial y de la comandancia de la ciudad, que aportaría una hectárea en el solar ubicado a sólo 100 metros del Boulevard Del Sur (Chacabuco) por la calle principal (actual Entre Ríos).
La piedra fundacional fue plantada en 1882 y el doctor Felipe Heras fue clave en su creación y organización. De esta manera, se dio lugar al derecho a la salud gratuita, de calidad y con altos valores humanos.
En tiempos de pandemias de viruela, fiebre amarilla e influenza, el galeno resintió su salud y falleció en 1906, a los 66 años. Había estado siempre en la primera línea de batalla.
Por más de un siglo fue el único hospital de la ciudad. Entre 2003 y 2005 se inaugura otro nosocomio, el Delicia Concepción Masvernat, en la zona norte.