El 8 de julio es la fecha dedicada a crear conciencia sobre las alergias. Se trata de enfermedades de carácter crónico, que son controlables y en general tienen muy buena respuesta, por lo que se recomienda la consulta oportuna con profesionales.

Según la Organización Mundial de la Salud, a nivel global entre el 25 y el 30 por ciento de las personas padecen algún tipo de alergia. Se trata de enfermedades de carácter crónico, muy controlables, que debidamente atendidas tienen buena respuesta. Aún así, el control médico es fundamental para no llegar a síntomas más exagerados de la patología.

El alergista Antonio Sánchez Segovia, explicó que la padecen “aquellas personas que genéticamente heredan la patología alérgica y tienen una predisposición”; tras lo cual precisó que el cuadro alérgico “es una reacción exagerada del sistema inmunitario o a veces de las mismas mucosas, ya sea del árbol respiratorio o a veces de la mucosa gastrointestinal, con manifestación de los síntomas de rinitis alérgica, asma bronquial, conjuntivitis alérgica, rinoconjuntivitis alérgica y todos los cuadros de urticaria que a veces también se pueden manifestar hasta con diarrea en la alergia a alimentos”.

Están motivadas por una alteración de los mecanismos de defensa inmunitarios del organismo, ya que el paciente alérgico tiene una predisposición a reaccionar de una manera diferente ante diversas sustancias con las cuales estamos habitualmente en contacto.

El profesional señaló que hay sustancias que para otras personas son benignas (como el polvillo ambiental o el polen) pero que al individuo alérgico (que tiene sus mucosas ya de por sí algo inflamadas) le producen una inflamación a nivel de mucosas, con todos los síntomas correspondientes. “También hay que tener en cuenta la alimentación, ya que actualmente muchos productos que ingerimos son manufacturados por la industria con muchos componentes aditivos, lo que conlleva a una alteración de la flora intestinal que también da síntomas parecidos a la alergia”.

Sánchez Segovia indicó que las alergias se pueden controlar fácilmente; en los casos en que sea necesario se puede usar medicación preventiva, como los cuadros de asma y rinitis alérgica. “En algún momento se puede llegar al tratamiento de antigenoterapia, que son vacunas que pueden ser orales o inyectables. Pero solo un 20 por ciento de los pacientes alérgicos, o menos, necesitan ese tipo de tratamiento”, completó el profesional.

¿En qué casos se debe consultar a un profesional?
Se debe acudir con un especialista ante la aparición de los siguientes síntomas:
– Si se experimenta dificultad para respirar reiteradamente en horarios específicos (como en horas de la madrugada) o ante un esfuerzo como correr; si presenta sonidos sibilantes en el pecho, que orientaría hacia un posible asma bronquial.
-Aquellas personas que estornudan mucho, presentan picazón de nariz, bloqueo nasal persistente y picazón o ardor de ojos.
– Ante casos de alergias estacionales producidas por polen. En general a partir de septiembre, dada la gran polinización que se produce, el paciente presenta síntomas como rinitis, asma y dermatitis.