EDUCACIÓN Y TRABAJO PARA LA LIBERTAD

La educación es un derecho fundamental que contribuye a reducir la situación de vulnerabilidad social, cultural y emocional de quienes están privados de su libertad, permitiéndoles crear oportunidades para construir proyectos de vida.

El Servicio Penitenciario de Entre Ríos aboga por el fortalecimiento de experiencias educativas, en tanto la educación formal, la enseñanza de oficios y el trabajo constituyen unos de los pilares en que se asienta el tratamiento de resocialización de quienes están cumpliendo pena por un delito cometido.  

Desde el SPER se fomenta la cultura del trabajo y la educación; y si bien se trata de actividades voluntarias, se busca generar acciones educativas y laborales concretas, brindando herramientas que contribuyan al desarrollo integral del interno, buscando mejorar su autonomía y autoestima para facilitar una integración social efectiva, alejada de la actividad delictiva y proyectar así un futuro mejor.

 

imagen ilustrativa


Derecho a la educación

En las nueve unidades penales provinciales se imparte educación primaria, secundaria y universitaria. Asimismo, existen diversas propuestas de recreación, espacios de formación profesional y capacitación laboral a través de la enseñanza de oficios y el dictado de talleres adaptados a la modalidad educativa en contexto de encierro.

-Educación Formal: La Ley N°26.206 de Educación Nacional -sancionada en diciembre de 2007- logra visibilizar uno de los sectores olvidados del sistema educativo. La misma establece que la Educación en Contextos de Privación de Libertad es la modalidad del sistema educativo destinada a garantizar el derecho a la educación de todas las personas privadas de libertad, para promover su formación integral y desarrollo pleno. 

Desde 2011, el Consejo General de Educación -a través de la Dirección de Educación de Jóvenes y Adultos (Resolución N°4786/11)- establece la modalidad de Educación en Contextos de Privación de Libertad, unificando la educación primaria, secundaria (presencial y semipresencial), capacitación laboral y/o formación técnico profesional en las escuelas situadas en las cárceles de Entre Ríos.

-Educación No Formal: Refiere a los fenómenos educativos “propios de las formas educativas no convencionales”. De esta manera, los ámbitos ligados a la cultura, la recreación, la formación profesional y la capacitación laboral se convierten en espacios significativos de igual importancia que los generados por la institución escolar. Los talleres culturales y artísticos dictados en las diferentes unidades penales se enmarcan dentro de esta modalidad.

La Dirección de Educación de Jóvenes y Adultos del Consejo General de Educación es la encargada de designar a los capacitadores para los cursos de formación profesional y de capacitación laboral destinados a la población penal de Entre Ríos.

A través de los vínculos establecidos con facultades de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) y la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), se desarrollan experiencias enmarcadas en este nivel educativo formal que se consolidan -de manera continua y responsable- mediante convenios de cooperación, de la voluntad de las instituciones involucradas y de todos los actores que las conforman. En este marco, se dictan carreras de nivel terciario y universitario con modalidad de educación intramuros -tecnicaturas, profesorados y licenciaturas-; asimismo, en el ámbito penitenciario, se llevan adelante proyectos de extensión universitaria.

Entre las entidades educativas involucradas en las unidades penales de la Provincia, mediante diferentes programas y proyectos, se encuentran: el Consejo General de Educación (CGE); la Universidad Autónoma de Entre Ríos -a través de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (FHAyCs) y la Facultad de Ciencia y Tecnología (FCyT)-; la Universidad Nacional de Entre Ríos -a través de la Facultad de Ciencias de la Educación y la Facultad de Trabajo Social-; además, Ministerios Nacionales y Provinciales; organizaciones de la sociedad civil.

-Educación Universitaria: experiencia que se consolida de manera continua y responsable a través de convenios marcos de cooperación educativa,  de la voluntad de las instituciones involucradas y de todos los actores que la conforman.

 

Derecho al trabajo

En el ámbito de los establecimientos penitenciarios funcionan cursos y talleres de capacitación laboral y enseñanza de oficios. A través de los mismos, el SPER procura promover valores como la cultura del trabajo y brindar conocimientos para mejorar las condiciones de vida para un futuro sin encierro y con compromiso social.

Asimismo, se desarrollan talleres de laborterapia buscando generar habilidades, fomentar responsabilidades y pautas de conducta para una mejor convivencia mientras cumplen una pena.

  • Entre las nueve unidades penales pueden encontrarse:

- Talleres productivos: Cría de bovinos, porcinos, conejos, ovinos, aves, faenado, horticultura, huerta.

- Talleres industriales: Producción de muebles, productos de limpieza, imprenta, herrería, tapicería, bloquera, panadería, repostería, fábrica de pastas, sandwichería, mecánica automotor, sastrería, zapatería, carpintería, artesanías, colchonería, armado de porta termos, forrado de mates y termos, producción de mobiliario escolar, lavado de prendas, arenado, fábrica de escobas de palma, mimbrería.

- Tareas de servicio: Lavado de automotores, chapa y pintura, mantenimiento y limpieza de espacios públicos, entre otros.

- Convenios de colaboración: A fin de crear oportunidades para facilitar la inclusión social de quien -a su momento- recuperará la libertad, el SPER implementa políticas de convenios de colaboración, consolidando el trabajo junto a distintas instituciones y organismos públicos de la Provincia. Tales acuerdos se materializan en tareas abordadas en beneficio de la comunidad que permiten, además, contribuir al desarrollo integral de la persona privada de libertad.

 

 

 

 

 

 


 

 

Subir

Dirección General de Informática - www.entrerios.gov.ar/dgin - 2018