Facebook   Twitter   Youtube

ENERGIAS RENOVABLES / Eficiencia Energética

RECOMENDACIONES PARA  UN USO EFICIENTE DE LA ENERGÍA EN UNA VIVIENDA FAMILIAR

Iluminación 

La luz es un factor esencial en las necesidades de toda vivienda y debemos saber que:

- Siempre es preferible la iluminación natural del sol (a través de ventanas, vidrios).

- Las luces que no utilizamos debemos apagarlas.

- Eligiendo colores claros para pintura de techo y paredes, podrá aprovechar mejor la iluminación natural, lo cual reducirá el consumo eléctrico.

- En ciertas partes de la casa, puede ser conveniente el uso de detectores de presencia, que se apagarán cuando no haya movimiento. De la misma manera,

puede utilizarse los reguladores de intensidad, según la necesidad de iluminación.

- La iluminación localizada le permitirá ahorro de energía.

- Es aconsejable el uso de lámparas LED.

 

Electrodomésticos:

A la hora de comprar un electrodoméstico es importante que el mismo posea la etiqueta energética.

El objetivo de la etiqueta energética es el de informar al consumidor la eficiencia energética de un electrodoméstico.

-Se asigna el color verde y la clase A los equipos más eficientes

- Se asigna el color rojo y clase G a los equipos menos eficientes.

 

Calefacción y refrigeración

- Aislamiento de ambientes: Es muy importante conservar la temperatura evitando las pérdidas de calor o frío. Las ventanas, puertas, ventiluz y techos son lugares habituales para realizar chequeos y sellar con espuma, pegamentos o aislantes. De esta manera se logra cuidar todo el esfuerzo que implica acondicionar una casa, tanto económica como ambiental.

- Las viviendas con techos de loza deberían incorporar una separación de telgopor u otro aislante del tipo y es conveniente pintar el mismo de color blanco; viviendas con techos de chapa, lo más aconsejable es su aislación con poliuretano expandido o su versión ecológica a base de chips de madera. También pueden instalarse distintas variantes como lana de vidrio o de mínima dejar un espacio entre el techo y el cielorraso con respiraderos en las paredes, para que de esa forma el aire circulante por dicha superficie actúa como aislante y se mantenga la temperatura requerida en el ambiente.-

- Independientemente del techo que se tenga, lo más importante es que el ambiente esté sellado y solamente circule aire al abrir puertas y ventanas.

- El cuerpo humano presenta un “grado de satisfacción” con temperaturas entre 18[ºC] - 24[ºC] para el invierno, y para el verano temperaturas entre

22[ºC] y 26 [ºC].- Los sistemas de calefacción deben tener termostatos. Estos equipos permiten regular la temperatura a elección y siempre que las subamos

(hablando de frío) y que las bajemos (hablando de calor) estaremos siendo más eficientes en el uso de la energía. Se recomienda no adquirir equipos que

no permitan la regulación de temperatura. 

- En el caso del agua caliente (para la ducha), su temperatura debe regularse de forma que no sea necesaria la mezcla con agua fría, porque eso significa

que estamos enfriando agua que previamente calentamos.

- Últimamente y debido a las temperaturas extremas, se ha incrementado el uso de aparatos de Aire Acondicionado. Para lograr un uso eficiente debemos

regular el termostato en no menos de 24º ya que por cada grado centígrado de diferencia estará incrementando el consumo energético en un 5%.

Calefacción solar

- Es un sistema de energía que permite aprovechar los rayos solares para convertirlos en energía térmica en las viviendas. Es decir, estos sistemas capturan la radiación solar y la convierten en calor, el que es utilizado para calentar agua destinada a agua caliente (calefón solar); o para calentar agua destinada para calefacción o acondicionamiento de ambientes (pisos radiantes).-

- Los sistemas solares térmicos aportan hasta un 55% de ahorro en el consumo de gas. Pero no sólo eso, sino que es un sistema sostenible y
ecológico en lo que a calefacción se refiere. Partiendo de que el sector residencial consume, a nivel mundial, el 32% de la energía y emite 1/5 parte
de las emisiones de CO 2 , decantarse por un sistema de energía solar para Agua Caliente Sanitaria (ACS) y calefacción se plantea como una buena opción
para nuestros hogares.
 
Aplicaciones:
- Ambientes: por medio de Pisos Radiantes cuyo principio de funcionamiento consiste en transmitir el calor (agua caliente) por tuberías que se encuentran “bajo el
piso”. Este sistema de calefacción tiene la ventaja que trabaja con temperaturas que rondan los 40[°C], por lo que permite ahorrar más energía si lo comparamos con otros sistemas.
- Piletas de natación: Los sistemas solares térmicos capturan la energía del sol. Usando la bomba del sistema de filtración de la pileta, el agua circula a través de los
paneles solares donde se calienta y luego se devuelve a la piscina. El agua de la pileta puede calentarse hasta aproximadamente 32[°C].-
- Heladera: Graduar a la temperatura acorde tratando de evitar subenfriamientos, dado que el hielo que se forma en la misma, bloquea el evaporador, y de esta forma el frío no se distribuye, resultando un mayor consumo de energía.
Ubicar la misma en lugares frescos, ventilados, a una distancia no menor de 15 [cm] de la pared.
No abra y cierre la heladera innecesariamente,
- Lavarropas: Aproveche el máximo de ropa a lavar. Los lavarropas automáticos poseen varios programas que se ajustan a la ropa que necesite lavar. En el caso de
ropas más limpias, utilice programas cortos y de esta forma se produce un importante ahorro de energía eléctrica y de agua. Utilice el secador de ropa sólo en la urgencia, ya que aprovechando el sol y el viento, el secado se hará de forma natural sin huella de carbono.-
 

 

¿Cómo elegir una lámpara LED?

A la hora de comprar una lámpara es importante comprender que watts se refieren a la Potencia eléctrica de la Lámpara y el lúmen es la unidad de medida del flujo lumínico (cantidad de luz). La eficiencia lumínica de una lámpara tiene que ver con la cantidad de luz que emite por unidad de watts consumidos. La energía es medida en Watts-hora (Wh) o kilo watt hora (kWh) y es la potencia de esa lámpara multiplicada por el tiempo de uso. Por lo tanto cuanto más alta la potencia y más tiempo la tengamos encendida más se consume energía. Al revés, si bajamos potencia y disminuimos el tiempo de uso, bajamos el consumo, ahorrando y disminuyendo nuestra huella de carbono.

Subir

CONTACTO

Urquiza 1279
+54 343 4208171 / 4208176
Dirección General de Informática - www.entrerios.gov.ar/dgin - 2019