El director de la Biblioteca Provincial, Néstor Rodríguez, junto al presidente de la Federación Entrerriana de Bibliotecas Populares, Jorge Pesaro participaron de la Asamblea Anual de Comisión Nacional de Biblioteca Populares- CONABIP que luego de dos años, se realizó de manera presencial. Cincuenta y una bibliotecas populares provinciales estuvieron presentes en el acto de lanzamiento del Programa Libro %, quienes recibieron más de 8 millones de pesos de aportes.

Con la Sala “José Hernandez” de la Feria Internacional del Libro 2022 colmada de casi 2000 mil representantes de bibliotecas populares de todo el país, la presidenta de la CONABIP, María del Carmen Bianchi, dio un fuerte y emotivo discurso donde pidió de modificación de la Ley 27.432, sancionada en 2017: «Exigimos que el fondo especial de bibliotecas populares sea tratado con argumentos y sin perder de vista que se trata de una política pública» exhortó Bianchi.

La Ley 27.432, que establece que los recursos recaudados por el impuesto a los premios a los juegos de azar dejarán de ser destinados al Fondo Especial de Bibliotecas Populares. Si esta norma entra en vigencia en diciembre de este año, se le quitará a la CONABIP, y en consecuencia a la red de 1200 bibliotecas de todo el país, su principal fuente de financiamiento.

Programa Libro %

A través de un subsidio otorgado por la CONABIP, representantes de las Bibliotecas Populares de todo el país viajan para adquirir material bibliográfico de la oferta de más de 250 editoriales participantes en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires para sus comunidades lectoras, con un 50% de descuento sobre el precio de venta al público. En su edición 17, las 51 bibliotecas entrerrianas participantes recibieron un aporte total que supera los 8 millones de pesos.

Esta modalidad descentralizada garantiza la provisión de material bibliográfico a las Bibliotecas Populares. Para esta edición, la CONABIP y el Ministerio de Cultura de la Nación han ampliado la inversión para el programa en pos de reponer, fomentar e impulsar los planes de lectura y contribuir a la recuperación del sector editorial. Cada Bibliotecas recibió un subsidio para la adquisición de material bibliográfico en forma directa a las editoriales, venir a la feria y afrontar los gastos de envío. Lo cual representa una inversión del Estado de $168.000.000.