In Noticias
Integrantes del Ministerio de Salud de la provincia mantuvieron una reunión con autoridades de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER). Allí se firmó un acta compromiso que amplía los ejes de trabajo para que la entidad acredite como entorno saludable.

Con el objeto de avanzar en un diagnóstico que permita relevar y definir las líneas a desarrollar para alcanzar la categoría de entornos saludables, se reunieron referentes de la Coordinación de Prevención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) del Ministerio de Salud de la provincia y autoridades de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER).

Durante el encuentro, que se desarrolló en la sede de la Casa de la UNER en Paraná, se amplió el trabajo sobre la Estrategia Nacional de Entornos Saludables que tiene como uno de sus ejes las Universidades Saludables (ENES-US). En ese contexto el rector de la UNER, Andrés Sabella, y la coordinadora de Prevención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) de Entre Ríos, Soledad Garcilazo, firmaron un acta compromiso que amplía los alcances del convenio celebrado entre los organismos en septiembre de 2019.

A ese respecto el rector Sabella mencionó el proceso que ha transitado la Universidad en Pandemia y agradeció el acompañamiento de la cartera en esta instancia hacia la acreditación como entorno saludable.

Por su parte la responsable la coordinadora de ECNT sostuvo: “Generar universidades saludables implica la realización de acciones sostenidas para el logro de ciertas metas destinadas a promover la salud integral de la comunidad universitaria, actuando no solo sobre el entorno físico y social, sino también sobre el propio proceso educativo y sobre la comunidad donde se inserta” y en ese sentido resaltó: “El compromiso por acompañar en este proceso de diagnóstico, como lo ha solicitado la ministra Sonia Velázquez, ponderando el entorno físico así como las instancias de formación y difusión para que dentro del ámbito académico se retomen las instancias de controles rutinarios, se incentiven los espacios libres de humo, se reduzca el consumo de alcohol y hasta, en forma conjunta, se planifiquen líneas de acción concretas”.

En ese contexto, durante el encuentro se renovó el compromiso de la universidad para promover estilos de vida saludables entre estudiantes, docentes y no docentes para su bienestar físico, psíquico y social lo que a su vez contribuye a disminuir los factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles.

Por ello se avanzará en la realización de un diagnóstico que permita definir el campo que trabajarán dentro de las líneas que comprenden: fortalecimiento institucional; reducción del uso de sustancias nocivas para el organismo; garantización de Ambientes Libres de Humo y reducción del consumo de productos de tabaco; disminución del uso de alcohol; intervención en eventos cardiopulmonares; promoción de una alimentación saludable; realización de actividad física y reducción del comportamiento sedentario: prevención de la violencia de género así como de riesgos psicosociales y fomento del bienestar.

A partir del acta firmada, y en la continuidad de las acciones, las distintas áreas de la Coordinación efectuarán una herramienta que permitirá a la institución efectuar un chequeo de las sublíneas y su abordaje para, posteriormente, en conjunto hacer un relevamiento del estado de salud de toda la población universitaria (incluyendo personal docente y no docente así como estudiantes) y, finalmente, planificar ejes de abordaje con el fin último de que esta Universidad se convierta en un entorno saludable en consonancia con los lineamientos propuestos desde la Organización Mundial de la Salud (OMS). Incluso estas instancias serán articuladas con otras áreas de la cartera como las direcciones de Salud Mental y Materno Infanto Juvenil así como el Departamento Enfermería.

Cabe citar que por Salud participaron además la referente del área Alimentación Saludable, Evelyn Baraballe y la coordinadora del Programa Entre Ríos Libre de Humo de Tabaco, Cynthia Wolosko. En tanto que por la universidad estuvieron la secretaria General, Alina Francisconi; el director de la Casa de la UNER, Pablo Mitre; y la integrante del área de Medicina Laboral, Emilia Giménez.